Sentencia Tribunal Supremo, Sala de lo Social de 4 de Mayo de 2011. - previene - julio 2011 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 53 del boletín mensual infoPrevención.FM Julio 2011

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Sentencia Tribunal Supremo, Sala de lo Social de 4 de Mayo de 2011.

www.poderjudicial.es
 

La sentencia recurrida, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 15 de septiembre de 2010, confirma la de instancia desestimatoria de la demanda rectora del proceso. Consta probado que la demandante prestaba servicios en una sucursal de la codemandada, dándose por probado que no se le asignó de manera inmediata un número de empleado, ni las claves de acceso al sistema informático, y que ni se le configuró el ordenador de sobremesa ni el teléfono que tenía asignados hasta unos tres meses después de su incorporación a la empresa. Al principio la actora no tenía una mesa adjudicada, ni ordenador ni teléfono, sino que la directora de la sucursal la ponía en el sitio que estaba libre y la iba cambiando de sitio según el que iba quedando libre. Como a otros empleados de la sucursal, la directora hacía bajar a la actora al sótano a buscar expedientes, o le encargaba leer la normativa una y otra vez cuando no se le podía encomendar trabajo alguno. Causó baja médica, permaneciendo en situación de incapacidad temporal durante tres meses, habiéndosele diagnosticado síndrome ansioso depresivo por conflicto laboral. Se le notifica el cuadro de vacaciones sin que se le permitiera negociar las vacaciones en el periodo que ella quería. Igualmente consta que en ocasiones la directora trataba tanto a la actora como al resto de compañeros de forma displicente y no le respondía a las dudas que tenían sino que les daba las órdenes por correo.

Se desestima la demanda, alegando que para que haya acoso laboral, es necesario que la conducta tenga una relación con el trabajo, que sea habitual y duradera en el tiempo y que exista intencionalidad de atentar contra la intimidad y con la finalidad de crear un entorno ofensivo. Estas circunstancias no se consideran acreditadas en este caso. En suma, considera la Sala que no puede ser indicio de acoso el comportamiento desconsiderado en general con la directora con todos los empleados. De todo lo cual deduce la sentencia que la demandante no ha acreditado la existencia de ningún indicio de mobbing.

No puede apreciarse contradicción porque en el caso de la sentencia de referencia sin embargo, constaba que el jefe y encargado de forma reiterada hacía comentarios sobre el trabajo de la actora, previniendo a otros trabajadores sobre ella, llegando incluso a encargar a algún trabajador que la controlase. En concreto, constaba en este caso que los comentarios del encargado dañaban la reputación de la actora, al decirles al resto de los trabajadores que tuviesen cuidado con ella, habiéndose acreditado también que se apuntaba, o lo hacía a favor de otros compañeros, las ventas que le correspondían a ella, y que la ninguneaba, por ejemplo, dirigiéndose exclusivamente a otros trabajadores para darles las instrucciones sobre el trabajo que ella también tenía que hacer. Igualmente se acreditaba que esta conducta hostigadora se había prolongado en el tiempo y que había tenido incidencia en el deterioro del estado de salud de la actora, constando que una vez reincorporada, siguió el encargado intentando “machacarla”. Paralelamente, constaba que la empresa conocía los hechos al haberlos denunciado la trabajadora, proponiéndole un cambio de puesto de trabajo que ésta había rechazado porque le suponía una pérdida económica considerable. La sentencia consideraba probado el acoso por la existencia de unos actos de hostigamiento reiterados en el tiempo con la finalidad de aislar a la trabajadora de sus compañeros.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.