Enfermedad profesional causada por movimientos repetitivos - previene - abril 2014 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 83 del boletín mensual Infoprevención. FM ABRIL 2014

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Enfermedad profesional causada por movimientos repetitivos

www.lexnova.es
 

El procedimiento se inicia en virtud de demanda formulada por la empresa “S.A.”, dedicada a la actividad de instalación de aire acondicionado en buques, contra la Resolución del INSS que le impone un recargo del 30% en todas las prestaciones derivadas del accidente de trabajo padecido por el trabajador. Éste inició sus servicios para la mencionada mercantil el 18 de Agosto de 1990, con la categoría profesional de “tubero”, empleando, entre otras herramientas, destornilladores manuales, lo que le suponía realizar movimientos repetitivos, trabajaba en espacios pequeños lo que le obligaba a adoptar posiciones forzadas y levantaba manualmente cargas de herramientas y materiales.

El único reconocimiento médico practicado al trabajo se efectuó el 22 de Agosto del 2001, es decir, 11 años después de su ingreso en la empresa y cuando el mismo ya había estado incurso en diferentes procesos de incapacidad temporal motivados por los dolores de espalda –entre 1993 y el 2003, 13 períodos de IT. Nunca se le efectuaron reconocimientos médicos periódicos ni específicos de su puesto de trabajo, ni siquiera con posterioridad a su incorporación a la prestación laboral tras los diferentes procesos de incapacidad temporal sufridos. La empresa, hasta el año 2003, no solicitó concierto con un Servicio de Prevención Ajeno con la especialidad de Vigilancia de la Salud.

La Inspección de Trabajo, con ocasión de la declaración de enfermedad profesional del trabajador en Enero.2003, propuso imponer a la empresa un recargo del 30% por incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, dictándose Resolución por el INSS, en tal sentido, el 8 de Octubre del 2003.

La Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social desestima la demanda formulada por la empresa; Sentencia que es confirmada por la Sala de lo Social, la cual declara que, en el presente supuesto, concurre la necesaria relación de causalidad entre la infracción imputable a la empresa y el daño producido, tal y como se desprende del artículo 123.1 LGSS, de lo que ha de concluirse que los incumplimientos imputables al empleador fueron determinantes en la producción del daño al trabajador. La empresa nunca había efectuado un reconocimiento médico específico del puesto de trabajo del lesionado, pese a las características del mismo, con movimientos repetitivos, posiciones forzadas y manipulación de cargas con riesgo dorso-lumbar, y a las reiteradas bajas entre los años 1993 a 2003. No cabe alegar, como hace la empresa, la “presunción de inocencia”, ya que, según tiene declarado el Tribunal Supremo, dicho principio no tiene cabida en el ámbito del incumplimiento del deber de seguridad que debe asumir el empleador.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.