Sentencia T.S.J. Cataluña 6783/2010, de 22 de octubre - previene - julio 2011 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 53 del boletín mensual infoPrevención.FM Julio 2011

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Sentencia T.S.J. Cataluña 6783/2010, de 22 de octubre

www.lexnova.es
 

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social formuló la propuesta de recargo de prestaciones, con informe del accidente, en el que, entre otros, se constataban los siguientes hechos:

El trabajador presta servicios en la empresa en virtud de un contrato de trabajo de duración determinada por obra o servicio. Su puesto de trabajo es el de auxiliar de elaboración (operario de línea de pan).

El accidente se produce cuando el trabajador se encontraba realizando sus tareas habituales como controlador de la línea de pan. Dichas funciones incluyen las de comprobar que el tamaño del pan sea adecuado y que el traslado de las bandejas de pan hacia la fermentadora se desarrolle correctamente, sin atascos en las bandejas, con una única barra de pan en cada separadora de la bandeja...

Pues bien, cuando estaba controlando este proceso advirtió que en una de las bandejas había dos barras de pan en un mismo separador. Normalmente la corrección de este tipo de errores se realiza en la propia línea, antes de entrar en la zona previa a la fermentación, sin embargo en esa ocasión no le dio tiempo a hacerlo en la línea, por lo que se introdujo en la zona donde un empujador desplaza las bandejas hacia la fermentadora: la máquina, justo antes de pasar a la mencionada zona de fermentación del pan, tiene una capacidad de tres bandejas, bandejas que van llegando con una diferencia de unos 7 segundos más o menos. En el momento que llega la tercera bandeja un empujador las desplaza hacia la fermentadora.

Esta parte del equipo está protegido con una mampara que no llega hasta el suelo y que permite que se pueda acceder a los elementos móviles por la parte de abajo sin excesiva dificultad. Es en este punto donde se produjeron los hechos: el trabajador se coló por debajo de la mampara para poder colocar correctamente las barras de pan en cada separador y fue entonces cuando, por la accesibilidad de la zona y el poco tiempo que transcurre entre la llegada y el accionamiento del mecanismo de empuje, se produjo el atrapamiento de su brazo izquierdo con el empujador. Esta parte del equipo está separada del resto de la línea por una puerta.

Los representantes de la empresa defienden que los trabajadores no tienen por qué traspasar esa puerta, sin embargo, precisamente, en el momento de la visita inspectora se pudo observar como un trabajador cualquiera entró en esa zona con total normalidad para realizar otro tipo de funciones (...). Se levantó el acta de infracción.

Alega la recurrente infracción del Art.3, Anexo I apartado 1.8 del R.D. 1215/97 y R.D. 486/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Debe desestimarse el motivo alegado y ello a pesar de aceptar que existió imprudencia grave por parte del trabajador, no temeraria, cuya posibilidad de realización vino propiciada por la existencia, en la mampara de protección y en el dispositivo de parada, de zonas vulnerables que permitían la realización de conductas, imprudentes y poco usuales, que a pesar de no ser habituales ni mucho menos aceptables, puede dar lugar a la producción de accidentes por atrapamiento como así ha sucedido.

Corresponde al empresario garantizar la salud de los trabajadores en la utilización de las máquinas, actitud protectora que debe alcanzar incluso los despistes, mala práctica o dejadez de los trabajadores, y solo queda excluida la actuación de estos calificada de imprudencia temeraria, lo que no es del caso.

Por último denuncia infracción de lo dispuesto en el art. 123 del TRLGSS y la jurisprudencia que cita. El artículo 123.1 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, dispone textualmente:
'Todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por 100, cuando la lesión se produzca por máquinas, artefactos, o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad o higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador'.

El recargo de prestaciones se configura por tanto como una auténtica sanción y aunque se viene admitiendo que no participa del principio penal de la presunción de inocencia, debe exigirse la existencia de un nexo causal entre la conducta de la parte empleadora y el accidente, quedando el mismo destruido en caso de fuerza mayor o imprudencia temeraria del trabajador.

La imprudencia profesional del trabajador, que no elimina el concepto de accidente de trabajo, sí impide el recargo. No se aplica el recargo, en aquellos supuestos en los que el accidente de trabajo es debido a caso fortuito, cuando no es imputable al empleador culpa o negligencia ni defecto en el funcionamiento mecánico o cuando el accidente es debido exclusivamente a imprudencia del trabajador que rompa el nexo de causalidad, procede su imposición cuando el empleador incumpla la obligación de dotar a los trabajadores de los mecanismos de seguridad e información y órdenes sobre su utilización o cuando no instruye al trabajador en el manejo de las máquinas, riesgos y métodos de protección, con olvido de la obligación de vigilancia.

El recargo es independiente de otro sistema de indemnización. Así, el Tribunal Supremo: 'independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción'. La esencial regla de independencia y compatibilidad del artículo 123.3 LGSS, cabe entenderla reflejada y refrendada en el ulterior artículo 42.3 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, cuando dispone que 'las responsabilidades administrativas que se deriven del procedimiento sancionador serán compatibles con las indemnizaciones por los daños y perjuicios causados y de recargo de prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social que puedan ser fijadas por el órgano competente de conformidad con lo previsto en la normativa reguladora de dicho sistema'.

En el caso de autos resulta acreditado que el accidente se produce por una actuación negligente del trabajador propiciada por la inexistencia de una medida de seguridad completa al suponer protección eficaz sólo en la parte lógica y de paso normal, pero que dejaba otra zona desprotegida por la que podía, como así ha sucedido, entrar en la zona de atrapamiento sin que lo impidiese la mampara ni que entrase en funcionamiento el sistema de desconexión por seguridad.

Se trata de una infracción coincidente con una imprudencia del trabajador que supone que el recargo se imponga, y así debe mantenerse, en el grado mínimo del 30%.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.