Sentencia 152/2010 de la Audiencia Provincial de Albacete por procedimiento Penal de 25 de octubre de 2010 - previene - marzo 2011 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 49 del boletín mensual infoPrevención.FM Marzo 2011

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Sentencia 152/2010 de la Audiencia Provincial de Albacete por procedimiento Penal de 25 de octubre de 2010

www.poderjudicial.es
 

ANTECEDENTES DE HECHO:
Que el 15 de febrero de 2006, el trabajador, prestaba sus servicios como trabajador por cuenta ajena para el empresario individual. La categoría profesional del trabajador era la de peón de albañil, habiendo concertado con fecha 11/01/2006 contrato de trabajo a tiempo completo de duración determinada para obra o servicio determinado. No obstante el trabajador, por medio de otros contratos, venía prestando servicio para ese empresario desde hacía aproximadamente año y medio. El trabajador recibía las órdenes directamente del empresario, puesto que los dos trabajaban en la misma obra como únicos miembros de esa empresa.
Siendo aproximadamente las 16:00 horas del día 15/02/2006, el trabajador y el empresario se encontraban trabajando en una obra de 2 plantas para vivienda situada en la localidad de Tazona (término municipal de Socovos); éstos se encontraban realizando tareas de seguridad previstas en el Plan de Seguridad de la obra, elaborado por el promotor de dicha vivienda. Dichas tareas consistían en la colocación de tablones de madera en el hueco de la escalera interior de acceso a la vivienda desde la planta baja a la planta primera, encontrándose en la parte lateral derecha de la superficie de la vivienda con hueco aproximado de 3 x 4 metros. Cuando se encontraban puestos prácticamente todos los tablones, aunque todavía sin anclarse entre sí ni estar clavados al suelo, como se recogía en la Evaluación de Riesgos del puesto de trabajo del accidentado, recogida en el Pan de Seguridad de la Obra y sin estar completamente protegido perimetralmente por barandillas de protección, se necesitó la presencia del trabajador y el empresario en la planta baja para ir colocando una tubería y tapar la misma en una zanja o canalón que estaba realizándose por otra persona con una retroexcavadora. El descenso a la planta baja lo habían realizado por una escalera manual apoyada en la caída del patio de luces, una vez allí, se necesitó hacer masa, para ello el empresario encargó al trabajador que subiera al piso de arriba (donde se encontraba el hueco de la escalera) para coger una paleta para proceder a hacer dicha masa. El trabajador, cumpliendo órdenes, accedió a la primera planta por la escalera de mano por la que habían descendido, al ir a coger la paleta, resbaló o pisó los tablones, moviéndose los mismos de su ubicación dejando libre un hueco por el que el trabajador cayó a la planta baja desde una altura aproximada de 3 metros.
Como consecuencia de esto, el trabajador sufrió unas lesiones que tardaron en curar 120 días, de los cuales 8 estuvo hospitalizado y 90 incapacitado para el desempeño de sus ocupaciones habituales, habiéndole quedado unas secuelas con una limitación de 20 º de extensión en la movilidad del codo y otras de distinta índole.
El trabajador había recibido curso de formación de prevención de riesgos laborales en construcción de 2 horas de duración en enero de 2006. La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Albacete emitió informe donde se recoge como conclusión que el accidente de trabajo se produjo debido a una incorrecta protección colectiva del hueco de la escalera, proponiendo una sanción en grado mínimo de 3.500 euros.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:
Se interpone por el Ministerio Fiscal, recurso de apelación contra la sentencia absolutoria dictada por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Albacete con fecha 29 de abril de 2010.
Entiende el Fiscal que los hechos que se declaran probados son constitutivos de imprudencia leve, generadora de lesiones y se solicita la condena del empresario acusado.
Lo que el Ministerio Fiscal reprocha al empresario acusado es que abandonara la labor de protección de hueco cuando aún no habían terminado de hacerlo y que enviara a su empleado a la planta donde existía esa fuente de peligro potencial.
Pues bien, este Tribunal considera que ninguno de los dos actos merece reproche penal. El abandono del hueco sin terminar su protección fue momentáneo, y en un momento en que no había en la planta primera más trabajadores que pudieran verse afectados por el peligro. Y el envío del empleado se produjo con el convencimiento de que el mismo era perfectamente consciente del peligro, pues había estado dedicado, inmediatamente antes, precisamente a neutralizarlo, sin terminar de hacerlo. No tenía el empresario acusado por qué representarse mentalmente la posibilidad del accidente. No le era exigible, al menos desde el punto de vista penal, una mayor diligencia.

FALLO:
Desestimando el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Fiscal, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Albacete en fecha 29 de abril de 2010, DEBEMOS CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS dicha resolución, declarando de oficio las costas de esta apelación.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.