Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares de 9 de febrero de 2005 - previene - diciembre 2009 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 35 del boletín mensual infoPrevención.FM Diciembre 2009

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares de 9 de febrero de 2005

Lex Nova
 

En esta sentencia se resuelve el recurso de suplicación interpuesto por el trabajador contra la empresa T. y la Mutua X, y en consecuencia se confirma la sentencia recurrida.

El trabajador sufrió una dermatitis de contacto en ambos tobillos al entrarle hormigón en las botas mientras prestaba sus servicios como peón de la contrucción para la empresa demandada.

El hecho se produjo porque el trabajador no llevaba en ese momento calzado adecuado.

La empresa le había suministrado las botas de goma altas preceptivas como medida de seguridad para entrar en el hormigón, pero el trabajador “se las había quitado porque le molestaban”.

El trabajador fundamenta su recurso en los siguientes puntos:

1- Solicita que se suprima el hecho probado tercero, al que tacha de superfluo, inoportuno e irrelevante. En este se afirma que no consta que el actor impugnara el parte de alta ni que se siguiera procedimiento de invalidez para la valoración de las posibles secuelas.

2-El motivo segundo solicita sustituir la actual redacción por esta otra:
“ La demandada que carece del preceptivo Plan de Seguridad, no ha acreditado la entrega de las botas de goma de seguridad al trabajador preceptivas para entrar en el hormigón y, como consecuencia de este hecho, el actor sufre escuelas estéticas”.

3- Se denuncia infracción del art. 60 del Convenio Colectivo de la empresa demandada, de los artículos 16,17,18 y 19 de la Ley 31/1995 de 5 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, del RD 1627/1997, de 24 de octubre en su totalidad y de la Orden del Conseller de Treball i Formació de la CAIB de 28 de septiembre de 2001. El motivo arguye que, como consecuencia de la inaplicación de toda esta normativa por parte de la empresa, el trabajador sufrió un lamentable accidente de trabajo, a resultas del cual le quedan cicatrices en ambos pies, que entiende constituyen deformidad. Pide por ello que se condene a la empresa demandada a indemnizar al trabajador en la suma de 13.833,73 Euros.

Con respecto al primer motivo del recurso se desestima por el Tribunal. Para ello se alega que no consta que el trabajador impugnara el parte de alta ni se siguiera un procedimiento de invalidez . Además estos datos si se consideran relevantes para evaluar en su caso la entidad del daño resarcible.

El motivo segundo también es desestimado, porque según el Tribunal, en virtud de la prueba testifical queda probado que la empresa suministró las botas al trabajador y que este se las quitó voluntariamente porque le molestaban, quedándose con las botas de seguridad, con las que saben que no pueden entrar en el hormigón.

El tercer y último motivo del recurso también se rechaza. Para que la indemnización fuera exigible, el hecho lesivo debiera tener origen en el incumplimiento culpable del deber legal de seguridad del empresario frente a quienes trabajan a su servicio. Sin embargo, según el Tribunal, consta probado el suministro de las botas de goma altas preceptivas, por lo que la empresa cumplió con sus obligaciones en materia de prevención. El accidente fue fruto de la imprudencia del trabajador sin serle por tanto reprochable nada al empleador.
Añade el Tribunal que la inexistencia de Plan de Seguridad para la obra en la que participaba el demandante, no tiene ninguna influencia causal en la producción del suceso. Tampoco se le puede achacar a la empresa la falta de información suficiente y adecuada en PRL. Entiende el Tribunal que el uso de las botas altas es medida sencilla que no requiere muchas explicaciones. Además el trabajador no era un aprendiz, tenía experiencia profesional y por tanto conocimiento de las exigencias normales de su actividad laboral.

Concluye la sentencia afirmando que el deber empresarial de velar por el uso efectivo de los equipos de protección individual, no elimina ni desvirtúa la responsabilidad del trabajador por sus propios actos ni su obligación de cumplir las medidas de seguridad adoptadas.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.