SENTENCIA 40/2010 de 12 de enero de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco - previene - diciembre 2010 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 46 del boletín mensual infoPrevencion.FM Diciembre 2010

INFORMACIÓN JURÍDICA   

SENTENCIA 40/2010 de 12 de enero de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

www.poderjudicial.es
 

La empresa XXX, interpone recurso de suplicación contra la sentencia del Juzgado de lo Social en la que se impone recargo de prestaciones del 50% a la empresa.

- La Dirección Provincial del INSS de Vizcaya declaró el 4 de agosto de 2008, la responsabilidad de la empresa XXXX, por falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo en la enfermedad procesal sufrida por el trabajador Braulio, imponiéndole un recargo del 50% respecto de las prestaciones de Seguridad derivadas de la enfermedad profesional.
- El trabajador causó baja en la empresa XXXX, el 9/10/2006 recogiéndose en el informe de determinación de contingencia del Equipo de Valoración de Incapacidades de Vizcaya como juicio diagnóstico Mesotelioma pleural maligno por la exposición a polvo de asbestos (amianto).
- En el informe de la Inspección médica se determina que el Mesotelioma pleural está directamente relacionado con la manipulación y uso de fibras de asbesto en el trabajo y al haber manipulado el trabajador este tipo de material, la actual IT debe ser considerada sin duda alguna como enfermedad profesional.
- El trabajador D. Braulio, durante diez años (1975-1985) ha estado trabajando para la empresa demandada en contacto con el amianto, realizando trabajos de fontanería consistentes en el montaje de todo tipo de casetas y concretamente en la obra ampliación aeropuerto de Sondika, trabajos relativos a la instalación de tejados con planchas de uralita, cortando la uralita y desmontando casetas de obras con tejados de uralita y con planchas de uralita, lijaba zapatas de frenos de Dumper, sin haber recibido un cursillo de seguridad, ni mascarillas y sin reconocimientos médicos específicos.
- A partir de 1985 ha realizado para la empresa las actividades de Conductor y Conserje de la Delegación de la Empresa.
- Por resolución del INSS de fecha 3/12/2007 se declara al trabajador afecto de una incapacidad permanente absoluta por enfermedad profesional por mesotelioma pleural por contacto con amianto.

Para resolver el recurso, el Tribunal hace referencia a la sentencia de 9 de mayo de 2006, donde se hace referencia a que la mayor concienciación de los riesgos del amianto no se produce hasta que a finales de los 70 se tuvo conciencia de la existencia de determinados tipos de cáncer asociados a la inhalación de fibras de asbesto, que provocaban la muerte inmediata; como consecuencia de lo anterior hasta 1982 nuestro derecho positivo se limitaba a la protección del trabajador frente a la exposición al asbesto mediante la realización de controles médicos en el marco de las normas de Enfermedades Profesionales, el control ambiental y a la adopción de medidas tendentes a reducir el polvo y a la protección individual de los trabajadores en el contexto de la legislación general sobre seguridad e higiene en el trabajo.
La OM de 1984 que aprueba el reglamento sobre trabajos con riesgo de amianto, contiene ya una regulación prolija y exhaustiva en la materia (evaluar y controlar el ambiente de trabajo, medidas técnicas de prevención y preventivas de organización del trabajo, medios específicos de protección personal y características de la ropa de trabajo, obligación de señalizar los locales con riesgo de exposición al amianto, control médico preventivo, obligación de realizar reconocimientos médicos postocupacionales de carácter periódico, obligación de información a los trabajadores expuestos, deber de llevar registros de datos y archivos de documentación, vigilancia medico laboral y otras materias que deben ser objeto de conservación durante periodos prolongados de tiempo)
Por tanto la demanda que empleaba amianto en su actividad debió haber realizado reconocimientos médicos, y sobre todo, una vez en vigor la normativa descrita, efectuar las mediciones pertinentes, adoptando medidas, suspendiendo o interrumpiendo la actividad o derivándola a empresas especializadas, siendo claro el incumplimiento empresarial en esta materia, también el nexo de causalidad entre éste y el daño sufrido por el trabajador.
Por tanto se aprecia de forma clara la confluencia de la infracción por parte de la empresa en el daño sufrido por el Sr. Braulio, cuyo origen es esa exposición al amianto, con nexo de causalidad evidente entre uno y otro, que justifica y ampara el recargo impuesto.
En cuanto al porcentaje acordado por el INSS, para su valoración, no se adoptó medida alguna de seguridad, siendo evidente la posibilidad de sufrir la enfermedad profesional detectada al trabajador, cuyas consecuencias son nefastas no sólo en cuanto a su incapacidad laboral, sino fundamentalmente por la mortalidad que esta enfermedad profesional lleva aparejada (El Sr. Braulio falleció por causa de la misma en junio de 2009), todo lo cual lleva a confirmar la sentencia también en este punto.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.