Puesto de trabajo no evaluado, recargo del 30 por ciento - previene - junio 2013 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 74 del boletín mensual Infoprevención. FM JUNIO 2013

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Puesto de trabajo no evaluado, recargo del 30 por ciento

www.lexnova.es
 

En la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Badajoz constan, como antecedentes de hecho, que el operario demandado, con un contrato para la formación desde el 26 de Enero del 2006, sufrió un accidente, el 24 de Abril del 2006. Dicho accidente se produjo cuando, colocando las pletinas para que fueran dobladas por la prensa –de 25 toneladas- y a causa de las vibraciones, algunas de las piezas cayeron al suelo.


Al recogerlas, colocó la mano afectada dentro del campo de acción de la máquina y, simultáneamente, presionó, con alguna parte del cuerpo, los dos pulsadores necesarios para ponerla en marcha. A consecuencia de ello, la mano fue atrapada, amputándole dos dedos de la misma.


Consta acreditado que, tras el accidente, la empresa colocó en la máquina células fotoeléctricas que impedían que la misma se pusiera accidentalmente en marcha. La empresa no había facilitado al operario ningún EPI para las manos ni formación ni información específica sobre el manejo de la prensa, la cual carecía del marcado de homologación CE. El puesto de aprendiz de trabajador no se hallaba evaluado ya que el Servicio de Prevención desconocía que existiera un trabajador de estas características trabajando en la empresa.



La Sala de lo Social confirma el recargo impuesto a la empresa declarando que la lesión sufrida tuvo su causa en la omisión de las medidas de seguridad reseñadas, sin que la empresa haya podido acreditar la imprudencia del trabajador o que la única posibilidad de que se accionara la máquina fuera presionando los dos pulsadores con ambas manos y manteniendo durante unos segundos esa presión. La conducta negligente de la víctima sólo puede exonerar el recargo cuando el accidente de trabajo no ocurre propiamente por la falta de medidas sino por una imprudencia del trabajador que quiebra la relación de causalidad entre la infracción y el evento dañoso. Sin embargo, hay que tener presente que el artículo 15.4 de la LPRL establece que la efectividad de las medidas preventivas deberá prever las distracciones o imprudencias no temerarias que pudiera cometer el trabajador, que impide excluir la responsabilidad empresarial por la posible concurrencia de esa imprudencia.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.