Mutua Fraternidad-Muprespa

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.

¿qué es el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave?

CONTENIDOS

El 23 de Diciembre del 2010 se publicó en el BOE, la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011, en la que se incorporaba una nueva prestación económica para el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, con efecto 1 de enero de 2011 y que responsabiliza a las Mutuas de su reconocimiento, gestión y pago.

El subsidio tiene por objeto compensar la pérdida de ingresos que sufren los interesados al tener que reducir su jornada laboral, con la consiguiente disminución de su salario, por la necesidad de tener que cuidar de manera directa, continua y permanente a los hijos o menores a su cargo enfermos de cáncer u otra enfermedad grave, durante el tiempo de su hospitalización y posterior tratamiento.

Con fecha 30 de julio de 2011 se publicó en el BOE el Real Decreto 1148/2011, de 29 de julio que establece, por un lado, el listado de las enfermedades consideradas graves a efectos del reconocimiento de la prestación y por otro, desarrolla las cuestiones referidas al régimen jurídico de la citada prestación.

Las disposiciones establecidas en este Real Decreto, serán de aplicación a todos los regímenes del sistema de la Seguridad Social.

Objeto y Protección

Esta prestación económica está destinada a los progenitores, adoptantes o acogedores, en aquellos casos que ambos trabajen y que deban reducir su jornada de trabajo para el cuidado del menor a su cargo, afectado por cáncer u otra enfermedad grave que requiera ingreso hospitalario de larga duración y tratamiento continuado de la enfermedad.

La acreditación de que el menor padece cáncer u otra enfermedad grave, así como la necesidad de cuidado directo, continuo y permanente del menor durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad, se efectuará incluso, en aquellos casos en que la atención y diagnóstico del cáncer o enfermedad grave se haya llevado a cabo por servicios médicos privados. Se exigirá que la declaración de la enfermedad sea cumplimentada por el médico del centro responsable de la atención del menor.

La recaída de la enfermedad deberá acreditarse mediante una nueva declaración médica que especifique la necesidad de la continuación del tratamiento médico, así como del cuidado directo, continuado y permanente del menor, por el progenitor, adoptante o acogedor.

subir

Requisitos

Serán beneficiarios los trabajadores/as por cuenta ajena

  • Los progenitores, adoptantes o acogedores, dentro de cada unidad familiar, deberán estar afiliados y en alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social o Mutualidad de Previsión Social establecida por el correspondiente Colegio Profesional.
  • Tener el período de cotización exigido:
    • Menores de 21 años: no se exige período mínimo de cotización.
    • Cumplidos 21 años y menores de 26: 90 días cotizados dentro de los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio de la solicitud o alternativamente, 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
    • Mayores de 26 años: 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores al momento del inicio de la solicitud o alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral.
  • Estar al corriente de pago en las cuotas a la Seguridad Social (sólo para los trabajadores obligados al ingreso de dichas cuotas).
  • Soliciten o tengan ya reducida su jornada de trabajo, al menos, en un 50% y como máximo un 99,9%.
  • Únicamente podrá disfrutar de la prestación uno de los dos progenitores.
  • En los casos de separación judicial, nulidad o divorcio, si ambas personas progenitoras, adoptantes o acogedoras tienen derecho al subsidio, solo podrá ser reconocido a favor de una de común acuerdo.
  • Mediante acuerdo entre ambas personas progenitoras, adoptantes o acogedoras y la empresa o empresas respectivas, podrán alternarse entre ellas el percibo del subsidio.
  • En las situaciones de pluriactividad, podrá percibirse el subsidio en cada uno de los regímenes de la Seguridad Social en el que se reúnan los requisitos exigidos.

Requisitos del menor:

  • Ser menores de 18 años.
  • Padecer cáncer o cualquier enfermedad grave de las incluidas en el listado de las enfermedades consideradas graves, que requieran ingreso hospitalario de larga duración.
subir

Nacimiento

El derecho a la prestación nace a partir del mismo día en que se inicia la reducción de la jornada, siempre que la solicitud se formule en el plazo de tres meses desde la fecha en que se produjo dicha reducción. Transcurrido dicho plazo, los efectos económicos del subsidio tendrán una retroactividad máxima de tres meses.

subir

Cuantía

Subsidio equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales, o la de contingencias comunes cuando no se haya optado por la cobertura de aquellas, aplicando el porcentaje de reducción que experimente la jornada de trabajo.

subir

Duración

El subsidio se reconocerá por un periodo inicial de un mes, prorrogable a periodos de dos meses cuando subsista la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del menor, que se acreditará mediante declaración pormenorizada del facultativo del Servicio Público de Salud, y como máximo hasta que éste cumpla los 18 años.

subir

Gestión y pago

Se llevará a cabo por la correspondiente Entidad Gestora o Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, con la que el trabajador tenga cubiertas las contingencias profesionales o, cuando no haya cobertura de riesgos profesionales, con la que tengan cubiertas las contingencias comunes.

El subsidio se abonará directamente a cada beneficiario, efectuando el pago por períodos vencidos.

subir

Suspensión y extinción

La prestación quedará en suspenso:

  • En el supuesto de alternancia en el percibo del subsidio entre las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras, el percibo del subsidio quedará en suspenso para la persona progenitora, adoptante o acogedora a la que se le hubiese reconocido.
  • En las situaciones de incapacidad temporal, durante los periodos de descanso por maternidad y paternidad y en los supuestos de riesgo durante el embarazo y de riesgo durante la lactancia natural y, en general, por cualquier causa de suspensión de la relación laboral.

La prestación se extinguirá por:

  • La incorporación plena del beneficiario al trabajo.
  • Por cese de la necesidad del cuidado del menor directo, continuo y permanente
  • Cuando uno de los progenitores cesa en su actividad laboral.
  • Cumplimiento de los 18 años del menor.
  • Fallecimiento del menor o del beneficiario de la prestación.

Las personas beneficiarias estarán obligadas a comunicar a la correspondiente Entidad Gestora o a la Mutua cualquier circunstancia que implique la suspensión o extinción del derecho al subsidio, así como cualquier modificación de su situación laboral o la del otro progenitor.

En cualquier momento, la correspondiente Entidad Gestora o la Mutua podrá efectuar las actuaciones necesarias para la comprobación de los requisitos exigidos para el reconocimiento de la prestación.

subir

Reconocimiento

Una vez comprobados todos los documentos e informes médicos así como todos los requisitos formales, hechos y condiciones exigidos para acceder al subsidio, la correspondiente Entidad Gestora o la Mutua dictará resolución expresa y notificará en el plazo de treinta días contados desde la recepción de la solicitud, el reconocimiento o denegación del derecho a la prestación económica.

Posteriormente el trabajador procederá a solicitar el porcentaje de la reducción de la jornada que le corresponda.

En el supuesto de que el trabajador acudiese a la Mutua con una reducción de jornada practicada por la empresa, será la Mutua quien establezca si dicho porcentaje de reducción está justificado para el cuidado de menor.

Transcurrido este plazo a que se refiere el apartado anterior, sin que se haya dictado y notificado resolución expresa, la solicitud se entenderá desestimada.

Las resoluciones, expresas o presuntas, dictadas por la entidad gestora o la Mutua serán recurribles en la forma prevista en el artículo 71 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la Jurisdicción Social (B.O.E. del día 11).

subir