Prestaciones especiales y asistencia social

Prestaciones especiales y asistencia social

Las Prestaciones Especiales son ayudas económicas o ayudas para la reinserción laboral, destinadas a los trabajadores que hayan sufrido un accidente de trabajo o enfermedad profesional, y que, por sus circunstancias personales, económicas o familiares se encuentren en una mayor situación de necesidad.

En caso de fallecimiento del trabajador, estas ayudas se extenderán al cónyuge o pareja de hecho, ascendientes, descendientes y demás parientes hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad.

Estas ayudas son de carácter potestativo y diferentes o complementarias de las prestaciones reglamentarias de la Seguridad Social.

Fraternidad-Muprespa Prestaciones especiales

Los tipos de ayudas que pueden solicitarse son las siguientes:

  • Por fallecimiento.
  • Por invalidez.
  • Para mejoras sanitarias.
  • Por causas económicas.
  • Gastos de acompañamiento.
  • Para trabajadores autónomos con la opción de accidente de trabajo.

Las solicitudes recibidas, serán evaluadas y resueltas por la Comisión de Prestaciones Especiales, que es un órgano paritario y de participación de Fraternidad-Muprespa, con representación de los empresarios asociados y de los trabajadores protegidos y vinculados a las Centrales Sindicales de mayor representatividad.

Las prestaciones especiales, podrán ser solicitadas por el propio trabajador, sus familiares, los representantes de los trabajadores de la empresa o por la propia empresa, mediante el formulario (FED-0054), que podrán presentar en cualquiera de nuestros centros.

Trabajo social y readaptación profesional

Fraternidad-Muprespa trabajo social

Fraternidad-Muprespa dispone de estos servicios dotados de personal especializado con el fin de contribuir a la incorporación del accidentado a su medio social o profesional, orientando al trabajador que, por la gravedad de su lesión o circunstancias personales, económicas o familiares se encuentren en una mayor situación de necesidad.

Estos servicios se inician cuando se producen accidentes graves colaborando con el equipo médico y rehabilitador que atiende al accidentado, así como preparando su entorno social o profesional, para su incorporación o readaptación al puesto de trabajo.

Los técnicos de prevención de Mutua y las trabajadoras sociales, colaboran en el asesoramiento a las empresas, para la adaptación de los puestos de trabajo de aquellos trabajadores que hayan sufrido una incapacidad a consecuencia de un accidente laboral o enfermedad profesional, evaluando la posible readaptación del puesto de trabajo, la readaptación profesional o la recolocación en la propia empresa.

Asimismo, las trabajadoras sociales gestionan, la utilización de los servicios de centros especializados, públicos y privados, para la atención de lesionados medulares, daños cerebrales, amputados, etc.

El servicio de trabajo social, actúa en todo el territorio nacional, a través de nuestra red de centros asistenciales.