Basuraleza, no es una buena opción

Basuraleza, no es una buena opción

Su mutua

Se avecinan vientos de cambio, muchos desafíos abiertos, metas y propósitos orientados a edificar una sociedad mejor, en la que todos estamos obligados a ejercer un papel protagonista. Conocemos qué estamos haciendo bien, tanto, como lo que estamos haciendo mal, pero cuesta más corregir esta última actitud, somos humanos.

Guantes, mascarillas, además de otros productos sanitarios han pasado, inexcusablemente, a formar parte de nuestra indumentaria diaria. Rápidamente nos hemos familiarizado con su uso, ya no nos impresiona observar a todo el mundo portando una mascarilla, o que para poder acceder a cualquier espacio público se nos invite a higienizarnos con gel desinfectante. Nuestra capacidad de adaptación ha quedado fuera de toda duda, o no. ¿Quién en estos últimos días, disfrutando de un ansiado paseo, no se ha topado con la incómoda presencia visual de una mascarilla tirada en el suelo? No ha tenido que transcurrir mucho tiempo para convertir en residuo aquello que, unos meses antes, habíamos adoptado como complemento.

La secuela, un nuevo desafío ambiental. Lamentablemente, escenarios como el descrito anteriormente se circunscriben a todos y cada uno de nuestros entornos, marítimos, terrestres, paisajísticos, etc, hecho éste que nos invita, cuanto menos, a reflexionar. En este contexto la ONG ambiental, SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, concibió el proyecto LIBERA, “unidos contra la basuraleza” nacido en el año 2017 para frenar las consecuencias de la basura abandonada en los espacios naturales. El término, Basuraleza, aceptado como neologismo por la Real Academia de la Lengua Española en 2009, nace como palabra necesaria para advertir sobre una nueva realidad y hace referencia a los residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza (latas de aluminio, botellas de plástico, cajas de cartón, otros productos del plástico como cubertería o pajitas de usar y tirar, llantas, electrodomésticos, productos electrónicos, baterías, colillas de cigarrillos, etc.)

El objetivo de esta iniciativa es concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de basura sensibilizando sobre esta problemática desde la propia acción, cooperando como individuo, como empresa, como institución o como colectivo, en la difusión del problema a través del uso de los hashtags #ProyectoLIBERA y/o #Libera1m2 o participando de una manera más activa creando puntos/batidas en toda España para recoger la mayor cantidad de residuos abandonados. ¿Sabes que un estudio realizado arroja que el 46,1% de los ciudadanos recogería un residuo abandonado en la naturaleza, aunque este no fuera suyo?

La falta de contenedores o papeleras, el aumento del consumo o la masificación de zonas turísticas no deben seguir constituyendo escusas para justificar nuestra inacción “¡Si no sabes cómo acabar con la basuraleza, ¡invéntatelo!”

Próximos eventos a desplegar por el proyecto:

1m2 por las playas y mares. Del 26 de septiembre al 4 de octubre de 2020.

1m2 por el campo, bosques y monte del12 al 20 diciembre.