El Hospital de Fraternidad-Muprespa y su proyecto de certificación LEED

El Hospital Fraternidad-Muprespa Habana y su proyecto de certificación LEED

El proyecto del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana pretendía, desde sus inicios, construir un edificio singular desde el punto de vista medioambiental. Para ello tomamos como referencia el estándar más exigente del mundo en construcción de nuevos edificios: LEED.

Tanto en el proyecto de arquitectura, como durante la ejecución de las obras y la dotación del equipamiento, se han seguido las reglas que marca el estándar LEED. Ello se ha traducido en la obtención de “créditos” que habilitan –según el número conseguido- a ostentar la certificación LEED, otorgada por el US Green Building Council.

Concretamente, el esquema de certificación que se ha seguido es el que define cómo se deben diseñar y construir los hospitales, pues recordemos que el estándar LEED se puede aplicar, con distintas exigencias constructivas, a otros tipos de edificios: centros comerciales, escuelas, tiendas, urbanizaciones de viviendas e incluso centros informáticos para proceso de datos.

España es un país con una fuerte presencia de edificios con certificación LEED, y algunas de las empresas mutualistas de Fraternidad-Muprespa ya han adoptado este estándar para la construcción de sus edificios: Repsol, Inditex, Telefónica, etc.

La decisión de diseñar y construir un hospital bajo el estándar LEED, cumpliendo las exigentes reglas y guías que ello conlleva, tiene un efecto inmediato en el confort de los pacientes y sus familiares, pues LEED no se circunscribe ni mucho menos a los parámetros de ahorro (energía, agua, residuos), sino que otorga una importancia crucial al confort y a la calidad ambiental que sentirán los ocupantes del edificio, ya sean pacientes y familiares como profesionales sanitarios.