El doctor Silvio Villaescusa, responsable de la cirugía, es jefe de la Unidad de miembro inferior del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana 

Realizado el primer hemitrasplante de meseta tibial interna con aloinjerto fresco en Madrid

Ámbito sanitario
Autor
Fraternidad-Muprespa
Población
Madrid

Fraternidad-Muprespa ha hecho historia en Madrid ya que el doctor Silvio Villaescusa, responsable de la Unidad de miembro inferior del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana, realizó el pasado 18 de diciembre el primer hemitrasplante en la Comunidad Autónoma de meseta tibial interna con aloinjerto fresco. 

La dificultad de recurrir a este tipo de injertos es que la implantación ha de realizarse dentro del primer mes del fallecimiento del donante. En este caso el período de tiempo transcurrido desde la muerte fue de diez días. El tejido fue facilitado por el Banco de Tejidos de Barcelona. 

El paciente es un varón de 49 años, que sufrió hace años una fractura de meseta tibial interna y que en la actualidad presentaba dolor habitual, así como una deformidad de la rodilla en varo de once grados.

La planificación ha consistido en trasplantar la superficie articular de la meseta tibial interna con el aloinjerto, corregir la deformidad mediante la osteotomia tibial,  con un corte en cuña del hueso tibial para realinear la articulación, y fijarla con una placa radiotransparente. 

La ventaja de esta indicación es preservar la articulación del paciente y devolverle  al mismo su anatomía previa, que estaba desestructurada debido a la fractura inicial, evitando la implantación de una prótesis de rodilla a corto plazo. En la literatura médica, las tasas de supervivencia de estos aloinjertos son del 95% a los cinco años, 80% a los diez años y 65% a los quince años. 

Con esta estrategia el paciente puede volver a hacer una vida normal, también desde el punto de vista laboral, conservando y preservando su biología. Para la recuperación el paciente no debe apoyar entre las ocho y diez semanas posteriores a la cirugía y la movilidad que puede desarrollar es de entre 0 y 90 grados durante las primeras seis semanas. 

El equipo que realizó la intervención junto al doctor Villaescusa lo forman la doctora Rosalía Corral, la doctora Elena García y la doctora residente Larraitx Bergara