Viaje al centro de la Mutua con... Rosa Montoliu Ribes

Viaje al centro de la Mutua con... Rosa Montoliu Ribes

Entrevista

Esta vez viajamos hasta la Comunidad Valenciana para que Rosa Montoliu, Directora Provincial Adjunta de Fraternidad-Muprespa en Castellón, nos abra un poco más los ojos sobre la actividad que la Mutua está desarrollando en la zona.


Licenciada en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares y Diplomada en Graduado Social por la Escuela Social de Valencia, está colegiada en el Colegio de Graduados Sociales de Castellón desde 1986.

Después de tres años ejerciendo como titular de un despacho profesional entró a formar parte de la plantilla de la Mutua en 1992, que por entonces se denominaba La Fraternidad. Cuando en 1999 se produce la fusión con Muprespa accede al puesto de Directora Provincial de Castellón, por el traslado provisional del titular del cargo a Barcelona. Al regreso de este en el año 2000, nuestra interlocutora pasó a desempeñar el puesto de Directora Provincial Adjunta que ocupa en la actualidad.

 

Comencemos hablando del colectivo de empresas y autónomos que ha depositado su confianza en Fraternidad-Muprespa.

Nuestro tejido empresarial en Castellón lo forman más de 2.000 trabajadores autónomos adheridos y cerca de 1.300 empresas asociadas, la mayoría pymes. La naturaleza jurídica de nuestros mutualistas abarca desde Sociedades Anónimas a Sociedades de Responsabilidad Limitada, Cooperativas, Asociaciones, Sociedades Civiles, Corporaciones Locales, Organismos Públicos, Congregaciones e Instituciones religiosas y Organismos de la Administración del Estado entre otras, sin olvidarnos de los empleados de hogar.

Por sectores de la economía, según datos del INE referidos al cuarto trimestre de 2020, en la provincia castellonense prácticamente dos de cada tres trabajadores pertenecían al sector servicios (66%), el más afectado por la actual crisis sanitaria, con un 61% más de parados en el último año.

En Fraternidad-Muprespa, los trabajadores protegidos en este sector mayoritario suponen cerca del 80% de sus asegurados, una cifra que por sí sola nos da una idea de la medida en la que nos hemos visto afectados por esta coyuntura. Muchas de nuestras pymes se vieron obligadas a cerrar sus puertas en poco tiempo, unas con la esperanza de volverlas a abrir pronto, pero otras lo han hecho de forma definitiva, y con ellas los autónomos, que han sufrido un considerable descenso en ingresos y facturación. Todo ello nos ha dado la oportunidad de hacernos más visibles y acercarnos a los asociados como nuestra razón de ser, aunque hubiéramos preferido que el motivo fuera otro, prestándoles nuestro apoyo, junto con el de los asesores, para tramitar ayudas y darles a conocer nuestras herramientas digitales.

Castellón fachada Fraternidad-MuprespaFraternidad-Muprespa Castellón

 

¿Qué peso tienen los asesores en toda la provincia?

En la provincia colaboran con Fraternidad-Muprespa 160 asesores aproximadamente, colectivo de vital importancia para la Entidad porque son la fuente principal de pymes y autónomos, que a su vez constituyen la base de la economía nacional.

Nuestra relación con ellos se ha estrechado aún más si cabe a consecuencia de la pandemia, como ha sucedido con sus clientes, nuestros asociados. Los asesores de empresas han sido los grandes perjudicados, teniendo que hacer frente a un sinfín de nuevas prestaciones de un modo inmediato, soportando mucha presión y haciendo frente cada día a los continuos cambios legislativos.

Pertenezco al gremio desde hace muchos años, ya que inicié mi profesión de Graduado Social como titular de un despacho de asesoramiento laboral, por este motivo mantengo un vínculo muy estrecho con estos despachos y con el Colegio de Graduados Sociales de Castellón, en el que estoy colegiada desde 1986.

Ellos son quienes tramitan la creación de empresas y el alta en la Tesorería General de la Seguridad Social. Nuestra labor consiste en anticiparnos a sus necesidades y prestarles todo el apoyo posible en los trámites burocráticos relacionados con nuestra actividad y en la gestión de prestaciones económicas para sus clientes, y más en estos momentos tan difíciles. Al tratarse de una Dirección Provincial pequeña, mantenemos un trato directo y una relación muy personal. La totalidad de las personas que trabajamos aquí nos hallamos muy concienciadas en el objetivo principal de colaborar con el que es uno de nuestros principales grupos de interés, ayudándoles, asesorándoles y haciéndoles sentir ese apoyo, resolviendo sus dudas de una manera creo que bastante eficaz, telefónicamente o con otros medios telemáticos con los que contamos e incluso de manera presencial, aunque ésta en menor medida debido a las restricciones legalmente impuestas. Cualquier apoyo a un asesor se traduce inmediatamente en un beneficio para sus clientes -empresas y autónomos-, que son los destinatarios finales de los servicios de la Mutua y de los servicios que prestan los asesores, por la sinergia creada entre ambas partes.


Tenemos asesorías fieles que colaboran incondicionalmente con Fraternidad-Muprespa, con las que compartimos una misma visión empresarial y una forma de trabajar y también, me atrevería a decir, una forma de vida

Quiero hacer una especial referencia a la oficina digital de Fraternidad-Muprespa, que ha resultado de gran ayuda y muy valorada por nuestros asesores externos a la hora de gestionar las nuevas prestaciones que han ido surgiendo según la evolución de la pandemia, sin necesidad de presencia física y sin presentación en papel. Cada vez contamos con más usuarios de esta herramienta digital, que está teniendo una gran aceptación entre el colectivo. Otras, como el defensor del mutualista, también se encuentran en franco ascenso para la canalización de sugerencias y quejas.

Tenemos asesorías fieles que colaboran incondicionalmente con Fraternidad-Muprespa desde hace mucho tiempo, con las que compartimos una misma visión empresarial y una forma de trabajar y también, me atrevería a decir, una forma de vida.

Insisto, muy satisfecha, sobre la oportunidad que hemos tenido durante este último año, a consecuencia del Covid-19, de estrechar aún más nuestra relación, de la que me consta que están agradecidos por el apoyo de la Entidad a pesar de la dureza del momento. Simplemente era nuestro trabajo y lo seguirá siendo. Además, quiero recalcar que el agradecimiento es mutuo porque su intermediación ha agilizado trámites y facilitado soluciones. Que no duden de que continuaremos brindando ese apoyo y resolviendo sus dudas, utilizando todas las herramientas de las que disponemos, que son muchas y muy útiles, a nivel digital y personal. No es ningún tópico afirmar que Fraternidad-Muprespa cuenta con un gran equipo  de profesionales, tanto en lo sanitario como en la gestión administrativa, de quienes depende en gran medida la visión externa de la Mutua, nuestra reputación.


¿Con qué infraestructura asistencial contamos?

En la provincia de Castellón, Fraternidad-Muprespa dispone de un centro asistencial y administrativo propio, ubicado en Gran Vía Tárrega Monteblanco, nº 30, de aproximadamente 800 m2, con tres despachos para consultas médicas independientes, sala de curas y yesos, sala de rayos X, gimnasio con casi 100 m2 y un aula con capacidad para 45 asistentes. Desde su apertura en el año 2000 es la imagen más relevante de la Entidad en la provincia, un centro rentable y eficiente.

No obstante, debido a las características geográficas y sobre todo por las distancias entre el norte y el sur, hemos firmado conciertos con centros médicos en varias localidades, lo que nos ha permitido minimizar los desplazamientos y optimizar la asistencia a los trabajadores en puntos que estratégicamente han demandado nuestros mutualistas.

En la zona norte de Castellón, con asociados de importante volumen, utilizamos conciertos para respaldar un buen y operativo servicio médico, a nivel asistencial y rehabilitador, consiguiendo con ello el mantenimiento de la confianza de importantes empresas y la fidelidad y colaboración de asesores de esta zona. Entre estos conciertos se encuentra el del Centre Mèdic Benicarló, pues además de una buena asistencia también nos ha aportado visibilidad y la posibilidad de que otras empresas opten por nosotros como Mutua.

En la zona sur potenciamos conciertos sanitarios en años anteriores para dar servicio a nuestros mutualistas. Gracias a ello aumentó nuestra cartera, con una progresión muy relevante entre los años 2005 y 2010, fundamentalmente en las localidades industriales de Nules y La Vall d’Uixó.

La alianza de mutuas +compromiso en Castellón nos ha facilitado enormemente muchas gestiones, sobre todo en lo relativo a soporte asistencial, tanto en el día a día como en periodos de vacaciones de nuestro personal sanitario, fortaleciendo nuestro servicio y consiguiendo más operatividad sin necesidad de depender de otros centros privados o del Servicio Público de Salud. La relación entre las tres mutuas que componen la alianza referida ha sido siempre excelente en todos los ámbitos, gracias a una colaboración bidireccional en las actividades propias de nuestra naturaleza.

Actualmente hemos reforzado esta alianza con el sistema de vacunación conjunto contra la Covid-19 en la Comunidad Valenciana, colaborando con la Consejería de Sanidad, que ha reconocido nuestra labor al haber agilizado la gestión y los resultados en el tratamiento de las vacunas a los colectivos asignados. Sin duda, todas las partes nos sentimos muy satisfechas con el resultado final, que ha desembocado en una operativa objetivamente más eficiente y más rápida para las personas usuarias del sistema.

Fraternidad-Muprespa CastellónFraternidad-Muprespa Castellón

 

Suponemos que habrá resultado especialmente duro afrontar la crisis sanitaria en Castellón, tanto para la Mutua como para sus asociados.

Recordemos que la Comunidad Valenciana ha sido una de las zonas más castigadas sanitariamente por la pandemia, con las lógicas consecuencias sobre el factor económico. En este contexto, sin que sirva de alivio, Castellón es la que menos riqueza ha perdido de las tres provincias valencianas, con una variación interanual del -8,3%, respecto a Valencia (-9,4%) y Alicante (-13,5%). Esta circunstancia nos hace ver el futuro con algo más de optimismo. A pesar de ser una provincia pequeña, contamos con un gran tejido empresarial por la industria azulejera y el turismo.


Insisto en poner en valor el comportamiento de nuestro equipo humano, por su proactividad, solidaridad y capacidad de adaptación a situaciones inesperadas

Descendiendo al ámbito que nos ocupa, en estos meses de vorágine, la comunicación con mutualistas y asesores se incrementó por las dificultades del momento. La atención telefónica sobre nuevas prestaciones aumentó exponencialmente, se dieron momentos de nerviosismo por las continuas dudas que se nos presentaban en el día a día, y aunque una parte de la plantilla se encontraba trabajando desde su domicilio, quiero destacar el gran esfuerzo llevado a cabo por todos los que integramos Fraternidad-Muprespa en Castellón, la implicación del personal sanitario y de todos los que han gestionado prestaciones, inasequibles a la desmotivación, trabajando incluso los fines de semana para cumplir con el objetivo de tramitar sin demora la prestación por cese de actividad de los autónomos afectados por el cierre de sus negocios o descenso en su facturación.

Insisto en poner en valor el comportamiento de nuestro equipo humano, por su proactividad, solidaridad y capacidad de adaptación a situaciones inesperadas, fundamentalmente al teletrabajo, que en Castellón hemos gestionado sin dificultad, alternando la rotación de los trabajadores en función de disponibilidad y horarios y con una total colaboración colectiva, subrayando el agradecimiento a toda la plantilla de la Mutua por la actitud. Esto no habría sido posible sin la encomiable labor de los compañeros de Sistemas de Información, que nos han facilitado mucho esta nueva manera de trabajar, logrando que nos familiaricemos con ella en un tiempo record.

 

Planes y estrategia para un futuro normalizado.

La idea es continuar con algo que hemos comenzado obligados por la crisis y que ya se prevé como habitual en el futuro más cercano: beneficiarnos más de la tecnología. Por ejemplo, en el pasado mes de febrero organizamos un webinar con el Colegio de Graduados Sociales de Castellón sobre las impugnaciones de alta médica y la determinación de contingencia, contando con la presencia de la asesora jurídica de la Mutua, Cristina Yagüe, con una gran acogida por parte de los colegiados y otros asistentes. Tenemos previsto seguir colaborando con este Colegio y con la Universidad Jaume I.

Durante este período hemos hecho especial hincapié en la digitalización para garantizar a  nuestros mutualistas y asesores una conexión lo más cercana posible. Tampoco se trata de un tópico si afirmo que siempre buscamos la eficiencia y la excelencia como valores innatos, y usar la tecnología con la que ya contábamos nos permitirá facilitar y mejorar el servicio a nuestros usuarios. Saben que en nuestra web pueden darse de alta en las aplicaciones que ponemos a su disposición según sus necesidades. Cabe destacar la gran importancia que ha tenido, sobre todo para nuestros asesores, la Oficina Digital. En suma, queremos que la innovación tecnológica no deje de formar parte de nuestro ADN en la senda de la transformación digital que tomamos ya hace unos años.

Igualmente, tenemos implantados sistemas de gestión de calidad y medioambiente, con los que pretendemos que todo el personal se conciencie y sensibilice participando activamente en la mejora continua y cumpliendo con todas las directrices establecidas.

Por otra parte, quiero hacer una mención especial a la campaña “QUIERO SER VERDE” que estamos promocionando entre nuestros grupos de interés con el fin de aunar esfuerzos y contribuir entre todos a concienciar a la sociedad para hacer un planeta más sostenible. Un asunto que nos preocupa porque habitamos una zona que es un paraíso medioambiental y es responsabilidad de todos contagiar un clima de respeto a la naturaleza. Desde que soy abuela he interiorizado mucho más la importancia de dejar un planeta sostenible a las generaciones futuras.

A propósito de esta cuestión, la Alcaldesa de Castellón ha participado en el Consejo Rector de la Asociación Red Impulso (Red de Ciudades de la Ciencia y la Innovación), en el que se ha aprobado el convenio de colaboración entre la Secretaría General de Agenda Urbana y Vivienda y la Red Impulso para implantar políticas de innovación local, con el objetivo puesto en un desarrollo urbano más sostenible.

En nuestro centro intentamos que se restrinja al máximo el consumo de papel y promovemos el respeto al medioambiente; de hecho, gran parte de los empleados venimos caminando a la oficina. Así que, para finalizar, en base a la política de Responsabilidad Social Corporativa de Fraternidad-Muprespa, siempre apoyaremos cualquier iniciativa innovadora encaminada a la protección y el desarrollo sostenible del entorno.