Entrevista a Antero Fernández de Mela Muñoz, Secretario General de FM: “Nos hemos reinventado tramitando desde casa en torno a 92.000 prestaciones”

Entrevista a Antero Fernández de Mela Muñoz, Secretario General de FM: “Nos hemos reinventado tramitando desde casa en torno a 92.000 prestaciones”

Entrevista

Antero Fernández de la Mela ocupa la Secretaría General de la Mutua desde 2012. Este salmantino de 61 años y licenciado en Derecho, es responsable directo de algunos de los departamentos más sensibles de Fraternidad-Muprespa, pero transversalmente está pendiente del día a día de la Mutua, por lo que está más que acostumbrado al trabajo en la trinchera. Normalmente prefiere delegar en otros las tareas de portavocía/comunicación pero hace una excepción en esta ocasión especial, el arranque del nuevo boletín Informa. Lo hace por su convencimiento de que es necesario reinventarse y porque va a ser de gran interés para sus suscriptores.   

  1. Antero, eres el secretario general de Fraternidad-Muprespa, ¿Qué hace el secretario general de una mutua, y qué funciones tiene?

Las funciones de la Secretaría General están recogidas en la instrucción de Organización de la Mutua. Para mí, quizás la función más importante, y la que más impresión me causó, es la de sustituir al director gerente en caso de ausencia. Hay otra serie de funciones, como las de cualquier otra subdirección general, como serían gestionar y dirigir distintos centros o departamentos. Por ejemplo el Centro de Recursos Humanos que incluye la comunicación interna, o el Servicio de Prevención Propio de la empresa. También el departamento de Intervención, el de Organización o el Defensor del Mutualista. Y otra gran parte es la Red, con seis Direcciones Territoriales y las 50 Direcciones Provinciales.

Para mí son todos importantes pero quizá la mayor ocupación esté en la Red, la problemática es mucho más variada y el contacto con las personas es diario. Además está la contratación a la que dedico bastante tiempo.

Y luego prácticamente estoy en todas las reuniones con carácter transversal de la mutua así como en grupos de trabajo con Asesoría Jurídica, en el comité TIC, de Personal, etc es decir, aparte de las que indica la instrucción, hay un montón de ellas más.

Pero desde luego la que más me gusta, porque siempre me ha gustado estar cerca de las personas y en contacto con la gente, es estar a disposición de cualquier persona que me llame para consultarme. En algunas cosas trato de ayudarles u orientarles. Unas veces lo conseguiré y otras no, pero siempre intento estar ahí y servir de apoyo y de nexo con la gerencia y con todo el personal de la mutua. Resumiéndolo mucho, es un trabajo de coordinación de todo el funcionamiento interno de la empresa

  1. Pasado el estado de alarma, ¿Cómo ha vivido Fraternidad-Muprespa esta situación, y qué puedes destacar de la labor ejercida durante en estos meses?

Yo creo que se ha vivido con mucha preocupación y con muchísimo trabajo y esfuerzo por parte de todos. Sí tengo que destacar dos cosas, los dos grandes hitos de la labor que ha hecho la mutua en estos meses. 

El primero es el esfuerzo que se ha realizado para abonar la prestación extraordinaria por Cese de Actividad de los Trabajadores Autónomos. Hemos tramitado en torno a 92.000 expedientes y hemos abonado en total 231 millones de euros y era algo para lo que no estábamos preparados, no teníamos medios, y lo hemos tenido que poner en marcha en muy poco tiempo. Ello ha exigido un esfuerzo y una dedicación tremenda por parte de todo el personal, tanto de los Servicios Centrales como de toda la red, que han tenido que trabajar sin descanso. Pero al final hemos conseguido pagar a esos 92.000 autónomos que en muchos casos estaban atravesando una situación muy complicada y creo que debemos estar muy satisfechos de ello. 

Además, todo ello con un gran hándicap de pronto hubo que organizar a todos los empleados en sus domicilios, teniendo que adaptarnos a una nueva forma de trabajar, solucionando los problemas de los equipos informáticos, de las conexiones… no era una situación sencilla. Para mí tiene todavía más mérito, de la noche a la mañana conseguimos adaptar las aplicaciones, la página web, los modelos para que las empresas, los autónomos y las asesorías lo pudieran tramitar todo por vía digital. Yo creo que para nosotros es otro éxito importante.

Y en segundo lugar otra gestión a destacar sería la del Hospital, que se ha adaptado a una nueva realidad como ha sido la de atender a los pacientes del Covid, personas generalmente de mucha edad, que ingresaron con una situación muy complicada. Resalto todo este trabajo porque nuestro hospital es eminentemente traumatológico y por el mérito que ha tenido que, tanto los recursos humanos como los recursos del propio hospital, hayan sido capaces de adaptarse en un tiempo record para tratar a estos pacientes y para lograr sacar adelante a la mayoría de ellos, afortunadamente.

Y me gustaría remarcar también la labor de nuestros centros asistenciales que, en muchos casos, han permanecido abiertos, con los medios justos para seguir prestando un excelente servicio a nuestras empresas, a nuestros trabajadores autónomos, centros que han tenido que seguir trabajando, coordinados también con +compromiso.

La verdad es que estoy muy orgulloso del trabajo del personal, no solamente de prestaciones que evidentemente ha hecho un trabajo importante, o de informática, sino de todo el personal de la Mutua.

  1. ¿Cómo crees que cambiará esta crisis a las empresas? ¿Va a exigir que todos nos reinventemos?

No sé si nos vamos a tener que reinventar o nos hemos reinventado ya. Yo creo que nos hemos reinventado, simplemente en la forma de trabajar, que ha cambiado totalmente de la noche a la mañana. Hemos empezado a trabajar desde casa, el trabajo a distancia ha venido para quedarse en las empresas.

Hemos visto que las empresas se han adaptado a las nuevas tecnologías y han sido capaces de llevar su negocio a internet, todos hemos comprado algo a través de internet durante el confinamiento. Las nuevas tecnologías cada vez tienen más importancia y a las empresas no les queda otro camino que invertir en tecnología. 

Nosotros hemos vivido muy de cerca la crisis de nuestros mutualistas, ha habido muchísima gente que ha sabido subsistir cambiando la forma de trabajar, buscándose la vida para mantener u obtener clientela y, por tanto, el empleo. Ha habido algunas que no tenían más opción que cerrar, pero ha habido otras que estaban haciendo determinados productos que ahora no tenían salida al mercado y han cambiado o adaptado su maquinaria para hacer otros productos. La mascarilla es el caso más común, pero también ha habido muchos otros ejemplos, como restaurantes que jamás habían servido comidas a domicilio y se han reinventado y han sido capaces de hacerlo. Creo que efectivamente hay un antes y un después a partir de la crisis del Covid.

  1. Vocación de servicio y cercanía son dos valores claves de la Mutua. ¿Crees que están arraigados entre sus 2.100 empleados?

Yo sinceramente creo que si, por ello nos hemos distinguido siempre y sobre todo los que llevamos muchos años en la mutua, que además están presentes y lo han estado siempre, en nuestros planes estratégicos y en el día a día de todos. La enseña de Fraternidad-Muprespa es la cercanía, la mayoría de nuestros trabajadores lo tienen inculcado, es de los valores más representativos y que mejor nos califica a los empleados de la Mutua, que, además, presumimos de eso, de la vocación de servicio y la cercanía que siempre ha distinguido a Fraternidad-Muprespa y desde la dirección siempre se ha alentado.

  1. Este boletín Inform@ lleva casi 10 años distribuyéndose entre sus suscriptores con gran aceptación. ¿Por qué renovarlo? ¿Crees que es una vía de comunicación más, de esa cercanía de Fraternidad-Muprespa con sus mutualistas?

Después de 10 años y con casi 80.000 suscriptores podíamos estar satisfechos. Pero cuando me presentaron el proyecto me pareció muy interesante transformar los contenidos, orientándolos más a nuestros mutualistas y asesorías, crear contenidos propios y nuevas secciones y también con la voluntad de crecer en el número de suscriptores, en el número de personas que lo leen. La verdad es que me gustó mucho no solamente por eso si no también por lo que supone de renovación y esfuerzo, de hacerlo cada día mejor. Son 10 años y ojalá este boletín llegue a otros 10 más. Le deseo lo mejor.