La seguridad del paciente

La seguridad del paciente

La seguridad, tanto del paciente como de todos los profesionales que trabajan en el Hospital, ha sido una constante en el diseño del edificio, en la dotación de instalaciones y equipamiento, y en la definición de protocolos y guías de actuación.

Se ha trabajado la seguridad bajo los siguientes aspectos:

  • Aspectos sanitarios:
    • Seguridad radiológica.
    • Seguridad en los protocolos quirúrgicos.
    • Seguridad en los medios auxiliares, esterilización.
    • Seguridad en los procedimientos sanitarios.
  • Aspectos físicos:
    • Seguridad en las medidas de protección del edificio, cumpliendo con las especificaciones del Código Técnico de Edificación y sus normas complementarias.
    • Seguridad física en los accesos y espacios, mediante tecnologías de vigilancia electrónica.
  • Aspectos tecnológicos:
    • Seguridad en el acceso a aplicativos y bases de datos que gestionan datos de carácter personal.
    • Seguridad en la red perimetral y en las conexiones del edificio con el mundo exterior a través de Internet.

La seguridad no es un proyecto que se inicie, se diseñe, implante y finalice. La seguridad es un proceso de mejora continua, sometido a una revisión constante del análisis de riesgos. La seguridad son medios técnicos y tecnología, pero sobre todo, la seguridad son personas, profesionales instruidos y concienciados. Estamos convencidos de que nuestro grado de seguridad es alto, pero esta misma afirmación nos obliga a mantener un continuo esfuerzo, con la preocupación constante de que en el centro de nuestra actividad se encuentra el paciente, nuestro mayor activo a proteger.