coche

AESLEME, colaborador de Fraternidad-Muprespa publica su memoria de 2020

Seguridad vial
Autor
Aesleme

La Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME),  ha presentado su memoria sobre seguridad vial correspondiente al ejercicio 2020.  Dentro de las actuaciones que han realizado el pasado año, figura su participación como colaborador de Fraternidad-Muprespa en la III Semana de la Seguridad Vial Laboral (SVL) celebrada del 4 al 15 de noviembre, coincidiendo con el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas por Accidentes de Tráfico.  Entre las acciones desarrolladas en esta III Semana destaca la realización de un Congreso Virtual en el que se abordaron temas como la movilidad en tiempos de pandemia, sectores esenciales, los colectivos vulnerables, la sensibilización y comunicación , el factor humano y el factor vehículo.  

Mar Cogollos, como Directora General, estuvo presente tanto en la jornada de apertura institucional:  “La distancia salva-vidas”,  como en el FRATERTALK #6: "AESLEME: 30 años por y para la seguridad vial". En su participación, analizó el papel de las empresas para la reducción de la siniestralidad vial laboral y los 30 años que lleva su Asociación trabajando por una sociedad sin víctimas.

AESLEME, lleva desarrollando su labor 30 años, llegando con sus campañas de concienciación nuestros a cerca de 5 millones y medio de personas.  Para la Asociación, “la información, la educación y la concienciación es la base para una “movilidad segura, sostenible y accesible”.

A pesar de la pandemia de la Covid-19, AESLEME ha podido continuar con sus programas de prevención y concienciación,  siendo el número de beneficiarios directos de  96.817 personas (fundamentalmente niños y jóvenes).  En línea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible del II Decenio de acción de seguridad vial que ha marcado Naciones Unidas de 2021-2030 para reducir a la mitad el número de personas fallecidas y heridas graves por siniestros viales , para AESLEME, “el objetivo CERO VÍCTIMAS debe ser nuestra meta como sociedad y nuestra contribución a la consecución de este objetivo se basa en el desarrollo de campañas educativas, preventivas y de sensibilización, a través de una educación en valores, para conseguir un cambio actitudinal, pues no nos cabe duda de que la educación vial y la información continua, desde la infancia, y a lo largo de toda la vida, es fundamental para combatir los accidentes”.