glifosato
NOTICIA

El desacuerdo en la UE impide renovar la licencia del herbicida glifosato

El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo y también en Europa, donde la venta de los productos que lo contienen supone alrededor de mil millones de euros anuales. En España, donde también es el más utilizado, en 2013, se utilizaron casi tres mil toneladas, solo en agricultura.

Esta sustancia química podría representar un riesgo para el bienestar de las personas por su probable impacto cancerígeno, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una conclusión compartida por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), pero de la que discrepan la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que descartan esa relación causa-efecto.

La OMS incorporó el glifosato al listado de plaguicidas considerados "probable cancerígeno humano", basándose en pruebas convincentes de que puede causar cáncer en animales de laboratorio, y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos. Por otra parte, el herbicida también causó daño del ADN y los cromosomas en las células humanas".  

Existe un segundo motivo. Las malas hierbas de las cosechas se vuelven inmunes al glifosato, y entonces se deben utilizar productos más agresivos, combinados con semillas modificadas genéticamente resistentes a estos nuevos productos. Estas sustancias pueden afectar a las demás plantas, y también a las cosechas de las plantaciones vecinas.

La Unión Europea no ha conseguido cerrar un acuerdo para renovar por cinco años la licencia del glifosato, ya que no ha contado con el respaldo necesario para salir adelante. La reunión del comité permanente sobre Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, formado por expertos nacionales y presidido por la Comisión Europea, no se ha saldado con una mayoría cualificada para secundar la medida, de manera que se obliga a retrasar de nuevo la decisión, a poco más de un mes de que expire su autorización, el próximo día 15 de diciembre.

Para que la prolongación de la licencia prosperase era necesario el apoyo del 55% de los países, que representan el 65% de la población. Sin embargo sólo 14 países han votado a favor de la renovación por 5 años: España, Dinamarca, República Checa, Estonia, Irlanda, Letonia, Lituania, Hungría, Holanda, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Reino Unido y Suecia. En contra han votado 9 países: Bélgica, Grecia, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Luxemburgo, Malta y Austria, y 5 se han abstenido: Alemania, Bulgaria, Polonia, Portugal y Rumanía.

Teniendo en cuenta su obligación legal y el hecho de que la actual licencia expira en diciembre, la Comisión Europea someterá ahora la propuesta al comité de apelación a finales de noviembre.

Este es el séptimo intento fallido de la Comisión para renovar la licencia del glifosato.