.
PROMOCIÓN DE LA SALUD

Guía para establecer una ordenación del tiempo de trabajo equilibrada

Fuente: www.ilo.org

Una ordenación del tiempo de trabajo (OTT) equilibrada puede beneficiar a las empresas de distintas maneras:

  • aumento de la productividad.
  • reducción de los índices de ausentismo y rotación del personal.
  • mejora de las actitudes y la motivación de los trabajadores.
  • empresas más sostenibles.

Esta guía está diseñada para proporcionar a los trabajadores, empleadores y gobiernos información práctica que puede ser utilizada para establecer una OTT equilibrada que beneficie tanto a los trabajadores como a las empresas.

Su objetivo es explicar el concepto de OTT equilibrada, sus modalidades más utilizadas, y se presenta paso a paso una orientación práctica sobre la manera y el momento en que se pueden poner en práctica.

¿Cómo utilizar esta guía?

Esta Guía para establecer una ordenación del tiempo de trabajo equilibrada tieparticular, a las empresas medianas ne la finalidad de servir de herramienta a todo tipo de empresa, en y grandes, para que lo utilicen a la hora de modificar o establecer una nueva OTT.

En la sección 2, se esbozan los principios directivos para establecer una OTT equilibrada y se examinan cinco dimensiones necesarias para incorporar el tiempo de trabajo decente en una empresa.

La sección 3 ofrece un enfoque práctico para la implementar el tiempo de trabajo decente y examina las modalidades de OTT modernas.

Por último, la sección 4 ofrece sugerencias concretas y prácticas sobre cómo estructurar y aplicar las modalidades de OTT (horarios de trabajo) según los principios del "tiempo de trabajo decente".

Es importante señalar que la variedad de horarios de trabajo que existen puede beneficiar tanto a los trabajadores como a los empleadores.

“Una OTT "equilibrada" promete ayudar a los trabajadores a lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y pueden mejorar el rendimiento de la empresa.

Sin embargo, se necesita un enfoque proactivo: los empresarios y los trabajadores deben buscar una combinación adecuada de políticas y prácticas, con la ayuda de un marco nacional. Solo entonces se cumplirá la promesa de una jornada laboral de trabajo decente.