Contaminación

Aprobada la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible para la ciudad de Madrid

Normativa
Autor
Comunidad de Madrid

Para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas, está claro que debemos realizar un cambio en la forma de movernos por las ciudades, para alcanzar dichos objetivos la Comunidad de Madrid ha aprobado la Ordenanza de Movilidad Sostenible que ha entrado en vigor el día 24 de octubre de 2018 y que consta 250 artículos, 4 libros.

La aprobación de dicha ordenanza ha seguido los siguientes trámites que han contado con la colaboración ciudadana y persigue los siguientes objetivos:

  1. Incrementar la  seguridad vial y la necesaria, ordenada y respetuosa convivencia entre los distintos modos de transporte.
  2. La protección de la salud de las personas a través de la mejora sustancial de la calidad del aire,  desarrollando jurídicamente el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático (BOAM de 26 de septiembre de 2017).
  3. Incidir en la sostenibilidad medioambiental mediante el fomento del transporte público y la intermodalidad de transporte público colectivo, la movilidad peatonal y ciclista, el desarrollo de la movilidad eléctrica y la movilidad menos contaminante y los vehículos de uso compartido.
  4. Armonizar y ordenar los distintos usos de las vías y espacios públicos urbanos y la racionalización del espacio de estacionamiento tanto en superficie (SER y ZAV, reservas para personas con movilidad reducida, distribución de bienes y otras funciones) como de los aparcamientos municipales.
  5. Modernizar la normativa municipal mediante la regulación de nuevas realidades como los vehículos de movilidad urbana.

En este documento se han introducido muchas novedades, regulando por primera vez las nuevas formas de movilidad compartida y urbana, potenciando el transporte público frente al privado, promoviendo la seguridad vial y aumentando la protección del peatón y de colectivos especialmente protegidos como son las personas con movilidad reducida, así como los entornos escolares u hospitalarios.

Otra novedad de la ordenanza es que recoge los cambios de movilidad previstos en el Plan A, que son: la creación de la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central y los criterios de acceso a la misma, además de los contenidos en el Protocolo de Actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno. Este protocolo define cinco posibles escenarios en función del nivel de contaminación ambiental, restringiendo el acceso de los vehículos más contaminantes teniendo en cuenta los distintivos ambientales de la DGT.

En Fraternidad-Muprespa ponemos a vuestra disposición la Guía para la Elaboración del Plan de Movilidad que podréis utilizar con el fin de disminuir la siniestralidad vial laboral.