Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia 36/2010, de 25 de enero. - previene - diciembre 2010 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 46 del boletín mensual infoPrevencion.FM Diciembre 2010

INFORMACIÓN JURÍDICA   

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia 36/2010, de 25 de enero.

Lex Nova
 

El T. S. de J. de Murcia confirma la sentencia de instancia y desestima la demanda de reconocimiento de pensiones de viudedad y orfandad así como indemnización derivada de accidente de trabajo. La trabajadora prestaba sus servicios como encargada de zona y sufrió un ictus cerebral cuando regresaba al centro de trabajo en un automóvil de empresa, tras visitar a un cliente. Como consecuencia del infarto cerebral, perdió el conocimiento y chocó contra un vehículo aparcado. La trabajadora falleció dos días más tarde.

El Tribunal no aprecia error u omisión en la valoración de la prueba, y presta especial atención al atestado de la policía local, complementándose con los informes médicos de urgencias y los antecedentes médicos.

La única instancia figuran declarados los siguientes hechos probados: D.ª Señora venía prestando servicios como encargada de zona para la empresa VENDEDORA, sufrió un ictus cerebral, tras visitar a un cliente y se disponía a regresar al centro de trabajo en un automóvil de la propia empresa. Como consecuencia fue ingresada en el Hospital General de Murcia

La actora pudo sufrir un levísimo traumatismo al producírsele el infarto cerebral (con edema cerebral y hemorragia subaracnoidea) dentro del automóvil en el que se disponía a regresar al trabajo; ya que al perder el conocimiento, el automóvil se desplazó unos pocos metros por razón de la pendiente de la calle en la que estaba estacionado y quedó apoyado en otro vehículo; no sufriendo ninguno de los dos vehículos.

Le fue practicado informe de autopsia a la fallecida, que determinó que la muerte era debida a hemorragia subaracnoidea secundaria a traumatismo cráneo-encefálico.

El actor y esposo de la trabajadora fallecida, que actúa en su propio nombre y en representación de su hijo, solicita el reconocimiento de las pensiones de viudedad y orfandad e indemnización especial a tanto alzado, derivadas de accidente de trabajo.

Al tiempo de sufrir el ictus cerebral, la trabajadora fallecida no había sido dada de alta en Seguridad Social por la empresa.

El Juzgado de lo Social Seis de Murcia dictó sentencia desestimando la demanda. Por lo que la parte actora interpuso recurso de suplicación en solicitud de una sentencia de esta Sala que revocando la de instancia estime su demanda.

En el caso de autos no se acredita error u omisión en la valoración. Estando acreditado a través de los documentos obrantes en las actuaciones con especial atención al atestado de la Policía Local, la realidad de los hechos declarados probados por el Juzgador de instancia, que además gozó del innegable beneficio de la inmediación judicial, para la prueba testifical que evidencia asimismo la redacción judicial de los hechos probados.

Se argumenta infracción del art. 115 de la LGSS y de la sentencia del TS de fecha 20-6-2002. Motivo que no puede ser estimado habida cuenta que ninguna infracción de norma legal ni de jurisprudencia se produce con la sentencia recurrida y ello por cuanto esta probado en las actuaciones que no se está ante un accidente 'in itinere' sino que la trabajadora sufrió un derrame cerebral y como consecuencia de ello chocó contra un vehículo aparcado. Y así se deduce de la prueba obrante, consistente en el atestado de la Policía Local de Murcia, donde consta que existió una enfermedad súbita de la conductora antes del accidente.
Lo que es compatible con los daños en los vehículos implicados que muestran pequeñas abolladuras en guarda barros izquierdo y delantero de los coches implicados. Lo que es incompatible con un traumatismo cráneo encefálico como causante del fallecimiento de la trabajadora. Prueba que se ve completada por los propios informes médicos de urgencia y los antecedentes médicos de la conductora, así como con la prueba testifical practicada en juicio. A todo lo cual no es obstáculo el informe de autopsia ya que no apreció lesiones en el examen externo del cadáver y la consideración médico legal no significa que el fallecimiento se produjera como consecuencia de un accidente de tráfico sino que fue por una hemorragia subarcnoidea, que es perfectamente compatible con un derrame o un ictus cerebral.

Todo lo cual evidencia, la necesidad de desestimar el recurso planteado y confirmar la sentencia de instancia.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.