TSJ de Madrid - Sala de lo Social (Sección 3ª) Sentencia Nº 1.360/2007, de 28 de diciembre - previene - enero 2010 - InfoPrevención.FM
Previene

Número 36 del boletín mensual infoPrevención.FM Enero 2010

INFORMACIÓN JURÍDICA   

TSJ de Madrid - Sala de lo Social (Sección 3ª) Sentencia Nº 1.360/2007, de 28 de diciembre

Aranzadi
 

La actividad de la empresa es la fundición inyectada y fabricación de piezas de aluminio.

El trabajador percibía una prima de producción, que suponía una parte importante de su salario.

El citado trabajador sufrió un accidente de trabajo a consecuencia del cual falleció. La causa de la muerte -que no fue instantánea- fue una asfixia por compresión torácica y un traumatismo craneoencefálico.

La Inspección de Trabajo practicó Acta de Infracción y extendió propuesta de recargo de prestaciones. En concreto, la Inspección de Trabajo consideró que 'la empresa incurre en una infracción administrativa a la normativa en materia de prevención de riesgos laborales”.

Mediante resolución el INSS declaró la existencia de responsabilidad, por falta de medidas de seguridad, de la empresa, en el accidente sufrido por el trabajador, y declaró la procedencia de aplicar un recargo del 30% en las prestaciones de muerte y supervivencia.

Por Auto la Audiencia Provincial de Madrid se desestimó el recurso de apelación interpuesto.

Se interpone el presente recurso de suplicación contra la sentencia de instancia que desestima la demanda en la que se impugna la Resolución de la Dirección Provincial de Madrid del Instituto Nacional de la Seguridad Social en la que se declaró la existencia de responsabilidad empresarial por falta de medidas de seguridad, de la empresa.

Dada la naturaleza sancionadora del recargo y de su obligada interpretación restrictiva, se ha sostenido por la doctrina jurisprudencial que su imposición exige como requisitos generales los que siguen:

(a) Que la empresa haya incumplido alguna medida de seguridad, general o especial, y que ello resulte cumplidamente acreditado.

(b), Que medie relación de causalidad entre la infracción y el resultado dañoso, lo cual ha de resultar ciertamente probado, porque una obligada interpretación restrictiva (tiene naturaleza sancionadora) determina que esa relación de causalidad no se presuma.

(c) Que exista culpa o negligencia por parte de la empresa -a veces se requiere que sea exclusiva y otras veces se admite que sea compartida- porque la responsabilidad no es objetiva.

(d) Que esa culpa o negligencia sea apreciable a la vista de la diligencia exigible, que resulta ser la propia de un prudente empleador, atendidos criterios de normalidad y racionabilidad.

El recargo requiere que exista culpa o negligencia por parte de la empresa. Y para la doctrina jurisprudencial mayoritaria, la conducta negligente de la víctima puede exonerar del recargo, porque quiebra la relación de causalidad entre la infracción y el evento dañoso, de manera que el AT no ocurre propiamente por la falta de las medidas, sino por la imprudencia.

Para articular esa ruptura del nexo causal y exonerar de responsabilidad al empresario, la doctrina jurisprudencial mayoritaria se inclina -en el hipotético supuesto de concurrencia de culpas- por atender a la que sea más relevante, negando la existencia de recargo cuando sea de mayor importancia -a los efectos causales- la conducta del accidentado.

El Magistrado debe tener en cuenta esa imprudencia de la víctima a manera de compensación de culpas, para fijar la cuantía del recargo, dentro de los límites legales pero en su grado mínimo.

El trabajador controlaba el funcionamiento de una isla de producción. Su tarea consistía en la recogida de las piezas a la salida y colocación de dichas piezas en contenedores.

El trabajo de fundidor en esa máquina no requiere entrar en el recinto de la isla de producción, salvo ocasionalmente para cambiar los moldes; en caso de incidente hay instrucciones de avisar al jefe; al trabajador accidentado se le enseñó a entrar en el recinto de la isla de producción por la puerta, lo cual supone parar la máquina y no cobrar productividad.

La citada isla de producción, construida por una empresa italiana, cuenta con la Declaración de Conformidad CE y un manual de instrucciones.

Se impartieron numerosos cursos de formación a los trabajadores, incluido el fallecido, a quien se le dio una formación individualizada por dos trabajadores de la empresa antes de empezar a desempeñar su oficio en la máquina que se le asignó; el trabajador controlaba el funcionamiento de la isla.

En la empresa existe un plan de prevención de riesgos laborales y se procedió al análisis y evaluación del puesto de trabajo de fundidor ocupado por el trabajador fallecido.

El accidente se produjo porque el trabajador se introdujo en el recinto de la isla de producción por un acceso inadecuado, a través de un hueco, gateando pudo burlar los dispositivos de seguridad y acceder dentro del recinto a las partes móviles que le atraparon, cuando el acceso a esta isla se efectuaba a través de una puerta cuya apertura paralizaba el funcionamiento de la máquina, tal y como se le había enseñado a entrar en el recinto, de esta manera se habría paralizado el funcionamiento de la máquina y evitado el accidente.

Todo lo anterior, lleva a la estimación del motivo con la consiguiente revocación de la sentencia de instancia.


VOLVER

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando SIN permitir el USO DE COOKIES, no dispondrá de las anteriores ventajas. Para permitir el uso de cookies pulsa el botón “ACEPTAR”. Puede obtener más información, en nuestra POLÍTICA DE COOKIES


Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorar la seguridad y obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Si continúa navegando o pulsa el botón “ACEPTAR”, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

¿Desea que su navegador recuerde la decisión de declinar el uso de cookies?
Si decide que el sistema recuerde su preferencia, la cookie que almacena esta información quedará en su ordenador de forma permanente.