fraternidad.com
Urgencias: 900269269
Volver

CHARLA CON JOSÉ MARÍA REJAS LOPEZ, JEFE DE ÁREA DE MANTENIMIENTO Y APOYO; DEPARTAMENTO DE PRODUCCIÓN, SISTEMAS Y COMUNICACIÓN

04/02/2013, Fraternidad-Muprespa, Dpto. de Relaciones con Asociados y Comunicación

CHARLA CON | JOSÉ MARÍA REJAS LOPEZ

José María Rejas es parte de la memoria viva de nuestra entidad. Ingresó en La Fraternidad en junio de 1967, con solo 16 años, en una época en la que la Mutua dejaba de ser una empresa familiar para iniciar su gran desarrollo. José María compartió oficinas con personajes históricos como D. Escolástico Zaldívar (Fundador y Presidente) y D. Jesús Antón (Director Gerente). De D. Escolástico cuenta José María Rejas que "no era tan serio como la gente se piensa, de vez en cuando bajábamos y nos convidaba al aperitivo". En aquella época la Fraternidad contaba con 43 empleados, de los cuales, 20 se encontraban en el Paseo José Calvo Sotelo 21, encima del Café Gijón. Uno de aquellos 20 empleados era José María Rejas.


Mutua Fraternidad-Muprespa - Entrevista José Ignacio Mora
Jefe de Área de Mantenimiento y Apoyo; Departamento de Producción, Sistemas y Comunicación

FM: ¿Cómo fue tu primer contacto con la informática?

J.M.R: En el año 69 llegó a la Fraternidad una empresa llamada Máquinas de Negocio Internacionales, o en inglés International Business Machines. Nos vendió el primer servidor y realizó unos test psicotécnicos sobre toda la plantilla. Seleccionaron a cuatro empleados para crear la nueva área de informática, entre ellos estaba yo. Así, cambié los estudios que estaba cursando, Técnico de Turismo, por los nuevos estudios de informática.

FM: Imagino que no daríais abasto.

J.M.R.: Tanto es así que en la década de los 80 tuvimos que ampliar el equipo. Se instalaron las primeras líneas de comunicaciones, punto a punto entre la central y las seis sedes principales, el resto se conectaban con líneas X-25 a cada sede o a la central. Se llevaba la afiliación, recaudación, prestaciones, centros médicos y contabilidad, ésta se consolidaba con el servidor central por la noche. Se hacían bastantes más cosas de las que podéis imaginar. La Fraternidad crecía a fuerte ritmo. Fueron años de mucho trabajo.

FM: ¿Cómo se modernizó la informática en Fraternidad?

J.M.R.: Fue un salto cualitativo. El presupuesto dedicado a la informática se multiplicó por 10. Esa inversión nos sirvió para ser un referente en el sector, y paso a formar parte de nuestras ventajas competitivas. Tuve un cometido muy importante durante estos años, dirigir el equipo del datawarehouse con proyectos tan importantes como la cuenta de gestión; ello permitió abrir la contabilidad analítica a todos los directivos de la Mutua y hacerles ver la importancia de los ingresos y los gastos, llegando incluso al nivel de CCC.

FM: ¿Y en qué consiste tu trabajo actualmente?

J.M.R.: Cuando nos mudamos al edificio de Alcobendas Pedro Maestre me pidió que me hiciera cargo del edificio. Es un tema complejo, pues se trata de instalaciones muy técnicas, que incluyen un Centro de Proceso de Datos, unas instalaciones de alta seguridad con requerimientos muy exigentes de disponibilidad. Puedo decir que no hemos tenido ninguna interrupción en el servicio en casi diez años. Además este edificio está vivo, son continuos los cambios organizativos, la entrada y salida del personal, cada jornada de consultor perdida cuesta mucho dinero. Muchas empresas no pueden hacerse cargo de unas instalaciones críticas y optan por migrar sus centros de proceso de datos a centros TIC externalizados, pero esta alternativa es peor en cuanto a costes, y sobre todo flexibilidad en la operación.

FM: ¿Qué retos te has planteado últimamente?

J.M.R.: A mediados de los 2000 nos planteamos el reto de certificar el edificio en Gestión Ambiental. Lo conseguimos a través de dos certificados: ISO 14001 y EMAS; este último certificado nos lo sugirió el nuevo Gerente, se trata de un sello de la Unión Europea de mucho prestigio. Ambos certificados nos obligan a la mejora continua, por ello cada año establecemos nuevos objetivos que mantienen la tensión del día a día. Soy especialmente riguroso con el control energético del edificio. Los Centros de Proceso de Datos son los grandes consumidores de electricidad del siglo XXI, hay que adoptar continuamente medidas de ahorro energético. Si quieres estar en punta tecnológica y cumplir con todos los requisitos legales y medioambientales no puedes bajar la guardia.

FM: ¿Qué sensaciones tienes sobre la Mutua en la actualidad?

J.M.R.: Creo que estamos consiguiendo unos buenos resultados económicos, muy buenos en términos comparativos, y se nota la implicación de todos los trabajadores en la gestión. También ha mejorado mucho la comunicación que es muy fluida tanto desde la dirección como entre los departamentos y delegaciones. A nivel directivo estamos consiguiendo un mix muy enriquecedor entre veteranía, experiencia, empuje y profesionalidad. Veo a la Mutua con buena salud, incluso en tiempos de crisis, aunque siempre con temor a alguna rebaja por parte del Ministerio. Me preocupa la competencia, no sé qué va a pasar. ¿Podemos estar tranquilos?. Esperaremos a la nueva Ley de Mutuas.


"Su Mutua - Calidad y Servicio, 365 días al año"
Portal clásico
MCSS nº 275 - © Fraternidad-Muprespa 2016