Mercedes Heras, de Fraternidad-Muprespa, junto a Carlos Feced, de Eysa.jpg

El Hospital Fraternidad-Muprespa Habana contribuye a reciclar para cambiar vidas y proteger el medio ambiente

Acuerdos de colaboración
Autor
Fraternidad-Muprespa
Población
Madrid

El Hospital Fraternidad-Muprespa Habana ha facilitado que HUMANA, Fundación Pueblo para Pueblo, instale un punto de recogida selectiva de residuo textil en una de las plazas de aparcamiento del sótano -1, con la colaboración de EYSA, empresa adjudicataria de la gestión del garaje. Se trata de una colaboración nacida para perdurar en el tiempo y a la que pueden contribuir tanto empleados del centro, como pacientes y cualquier visitante

Humana Fundación Pueblo para Pueblo es una organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación en África, América Latina y Asia, así como de ayuda local en España. Como especialista en preparación para la reutilización, gestiona las donaciones de ropa y calzado usado para obtener el máximo aprovechamiento de este tipo de residuo, dándole una segunda vida y favoreciendo con ello un modelo de economía circular y la protección del medio ambiente, ya que se evita la emisión de gases de efecto invernadero. La Comisión Europea calcula que cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2. Con los fondos obtenidos de la gestión del textil usado se financian y desarrollan los proyectos de cooperación al desarrollo de la Fundación.

Se puede donar todo tipo de ropa de vestir, complementos, zapatos y textil de hogar. Es deseable que el género esté en buen estado. Para depositarla en el punto de recogida hay que meterlo previamente en una bolsa y cerrarla. Las prendas recogidas se tratan en la planta de preparación para la reutilización, situada en Leganés y luego existen varios destinos: un 52% se prepara para la reutilización, el 37% se vende a empresas de reciclaje textil porque no se puede reutilizar debido a su estado, el 9% se envía a un centro de tratamiento de residuos para su disposición final y el 2% son residuos impropios (plástico, cartón, otros) que se ponen en manos de gestores autorizados correspondientes.