Estrategia para mejorar la gestión del agua frente a los impactos del cambio climático

General
Autor
Fraternidad-Muprespa

El Consejo de Ministros aprueba las Orientaciones Estratégicas sobre Agua y Cambio Climático. Disponemos YA de este elemento clave con directrices y medidas en planificación y gestión del agua en España para incrementar la resiliencia del país frente al calentamiento global con un horizonte temporal que mira al año 2030.

Compromiso individual y empresarial

Olas de calor, cambio de clima en nuestro territorio, recortes y escasez de agua, son objeto de los telediarios veraniegos. Cuántos años llevamos viendo noticias similares. Como todo es finito esta noticia reciente en la que se ha aprobado la estrategia española para velar por la eficiencia, austeridad, y quizás renovación tecnológica de nuestros recursos y explotaciones hídricas, debería ser radiada con preferencia en dichos medios de comunicación. Es un paso para tratar de minimizar las deficiencias de recursos naturales y agotamiento de los mismos que poco a poco el planeta está acusando.

Y desde Fraternidad-Muprespa apelamos al compromiso individual de las personas (físicas o jurídicas). En esto, las empresas tienen mucho potencial de concienciación de su personal, capacidad de invertir en instalaciones más eficientes, con menor impacto ambiental, y en implantar un uso racional del agua.

Plantearse como reto, alcanzar un 10 en los procesos de mantenimiento del entramado de canalizaciones, tuberías, depósitos, sistemas de depuración, climatización, aguas limpias, sucias, regadíos, lavaderos, etc., sería un impulso enorme para proteger nuestros volúmenes hídricos naturales. Sumados a las iniciativas de las administraciones, harían que lo que se pretende con esta estrategia recién aprobada, tuviera resultados al menos multiplicados por dos.

Transición ecológica y rutinas individuales

Existe una probabilidad elevada de descenso de los recursos hídricos en las cuencas hidrográficas que actualmente soportan los principales problemas de gestión del agua en nuestro país. Por ello, la nueva estrategia pone el foco en identificar los retos asociados a la gestión del agua y los instrumentos más adecuados para hacerles frente.

Sabemos que por muchos retos institucionales que se planteen, sin los hábitos responsables pincelados de austeridad de la ciudadanía y empresas como verdaderos usuarios y dueños finales del consumo del agua, el partido estaría perdido. Adaptar rutinas personales en la vida profesional y personal está en las manos de cada uno.

Hoja de ruta temporal

Quizás te estés preguntando, ¿y esta estrategia, para cuándo? La respuesta es, para el 2030, pero coronando diferentes hitos anuales. Los cuatro grandes retos temporales de esta estrategia son los siguientes:

  • La aprobación en 2022 de los Planes hidrológicos del tercer ciclo y de los Planes de gestión del riesgo de inundación.
  • La finalización en 2025 del primer programa de trabajo del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.
  • La finalización en 2027 del tercer ciclo de planificación hidrológica y del segundo ciclo de planificación del riesgo de inundación.
  • La finalización en 2030 de la Estrategia y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.

Fraternidad-Muprespa mutua verde en nuestro ADN

Queremos situarnos medioambientalmente dentro de los límites que nos permita cuidar el planeta, e intentar transformar nuestro modelo económico y de consumo con este fin.

Nuestras acciones, las tuyas, las mías, las de cada uno de nosotros a nivel particular, nos sirvan para priorizar la conservación de la biodiversidad, apostando por la sostenibilidad y por la optimización de los recursos naturales.

Mutua comprometida con el uso responsable del agua

¿Te ha resultado útil este contenido?
(reset)
¡Gracias por su voto!

Puntos: 0