Fraternidad-Muprespa reunió a los empleados que han estado casi cinco años trabajando en otros centros sanitarios

Fraternidad-Muprespa reúne en el nuevo Hospital a los trabajadores del centro antes de que abra sus puertas

Centros FM
Autor
Fraternidad-Muprespa
Población
Madrid

Fraternidad-Muprespa vivió el pasado sábado 9 de marzo, una emotiva jornada de reencuentros. Ante la inminente apertura del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana, se abrían las puertas a sus empleados. La dirección de la Mutua, con su presidente, Carlos Espinosa de los Monteros, y su gerente, Carlos Aranda, a la cabeza, recibieron a gran parte del personal del hospital que volvía al que será su nuevo centro de trabajo.  

El gerente de la Mutua tomó la palabra para inaugurar el acto. Aranda se dirigió a los numerosos presentes en el salón de actos para repasar los hechos que motivaron la decisión de demoler el antiguo hospital y construir el nuevo. También, al trabajo que se ha llevado a cabo contando con las diferentes administraciones públicas implicadas en su creación. Pero sus palabras más emotivas llegaron cuando agradeció el esfuerzo de aquellos que durante cinco años han tenido que trabajar en otros centros, fundamentalmente en el Hospital de Día de la Mutua, en la madrileña calle Madre de Dios, y en el hospital de Asepeyo en Coslada.

Quiero, en nombre del Presidente, de la Junta Directiva y del Comité de Dirección, expresar mi profunda gratitud  con quienes habéis trabajado fuera de nuestra casa durante estos largos años. También expresar el deseo de que esta nueva etapa que empieza sea todo un éxito.

Tras su turno llegó la intervención del subdirector general de Gestión, Esteban Mate, que se centró en cómo ofrecer la mejor calidad asistencial al paciente, dotar de total seguridad a su proceso médico, resolver sus problemas y colaborar con la RED, quien aseguro: 

Estamos ante una oportunidad de hacer las cosas de forma diferente para curar mejor, a través de una clara  orientación al paciente, aprovechando la tecnología, la investigación y la innovación. Este es el reto.  

Elena López Eusebio, gerente del Hospital Fraternidad-Muprespa, tomó la palabra a continuación para afirmar que el nuevo hospital sin sus trabajadores es una carcasa.

El edificio es perfecto, va a ayudar a realizar el trabajo, pero lo que convierte en excelente el trabajo es la calidad de su personal sanitario.

También se dirigió a los presentes el jefe del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital, doctor Álvaro Minuesa, que mostró su satisfacción por formar parte desde hace casi un año de este nuevo proyecto y destacó la profesionalidad y cualificación del personal sanitario que atenderá a los trabajadores protegidos por la mutua.

Por último llegó el turno de palabra para Carmen Rueda y José Luis Agudo, directora y director Provinciales de Madrid y de Ciudad Real, respectivamente, que detallaron la importancia que este centro tendrá no solo para los trabajadores protegidos en la Comunidad de Madrid y sus provincias limítrofes, sino también para toda la RED asistencial. 

Una vez finalizadas las intervenciones llegó el momento de que los trabajadores, que ya han comenzado a trasladarse al Hospital, pudieran reencontrarse con sus compañeros y mostrar su satisfacción por comenzar una nueva etapa, en la que se felicitaron por formar parte de este  equipo y a la mutua por avanzar hacia una nueva etapa. Entre las anécdotas más emotivas, la de una enfermera que ya trabajaba en la Mutua cuando se inauguró el hospital antiguo, en 1973, o la de una administrativa que fue la última persona en trabajar en el antiguo centro, antes del cierre definitivo de sus puertas y del comienzo de los trabajos de demolición. Todos ellos conforman el pasado y el presente de la Mutua, pero sobre todo, son desde ahora, el futuro de Fraternidad-Muprespa