Manuel Porrúa, durante su participación en la jornada

Fraternidad-Muprespa, presente en una jornada sobre el modelo laboral en tiempos de la Covid

Reseña de jornada
Autor
Fraternidad-Muprespa

Fraternidad-Muprespa, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, estuvo presente en la mesa redonda, celebrada digitalmente, "Los cambios del modelo de trabajo en tiempos de la Covid.19: las personas y los espacios", organizado por ISS y en el que ha participado Manuel Porrúa, director del centro de RRHH y RSC de Fraternidad-Muprespa.

El evento se ha centrado en el análisis de la nueva realidad laboral y el impacto social que ha tenido la pandemia en los modelos y las relaciones en los centros de trabajo. En un encuentro moderado por Marta Sevila, directora de Eventos de IFMA España, han tomado parte como panelistas, junto a Manuel Porrúa, Lorena Espada, directora de IFMA España, y Raquel Cruz, Directora de División en ISS Facility Services España y miembro de la Junta Directiva de IFMA España. 

En la cita se abordaron temas relacionados con la nueva ley de teletrabajo, la reconfiguración de los espacios laborales o los cambios en los modelos de liderazgo. Manuel Porrúa afirmó, con respecto a la generalización del teletrabajo y su abrupta llegada a miles de empresas, debido a la pandemia, que estamos “aún en una fase de emergencia”. “Hemos pasado de un modelo generalizado de trabajadores presenciales a asegurar que el teletrabajo es el paradigma. Pero lo hemos hecho por una emergencia y debemos esperar a conocer el desarrollo de la ley y cómo lo van adaptando a sus plantillas las diferentes empresas”. 

Asimismo destacó que el convulso momento que estamos viviendo, personal y laboralmente, complica abordar cuestiones como la prevención de riesgos laborales cuando los empleados están trabajando en sus domicilios. Con respecto a los modelos comunicativos que necesariamente hay que establecer entre empresa y empleado, Porrúa aseguró que el reto inmediato es conocer cómo enfrentarse al trabajo si hay desconexión entre la persona, su empresa y su entorno. ”Debe haber una confianza entre las dos partes, de hecho, hay que trabajar mucho en ello, para saber que cada uno está cumpliendo con su parte”.

Por último, calificó como “fundamental” la capacidad de tener empatía por el deterioro que experimenta la economía y puso en valor la importancia de la digitalización para trabajar durante estos meses ya que “sin las herramientas de que hemos dispuesto en Fraternidad-Muprespa hubiera sido imposible”.