Carlos Aranda, en la puerta principal del hospital Fraternidad-Muprespa Habana

Carlos Aranda: "Construir el cuarto hospital más sostenible del mundo ha sido un gran reto"

Centros FM
Autor
Fraternidad-Muprespa
Población
Madrid

Con motivo de la apertura del Hospital Fraternidad-Muprespa Habana recopilamos en nuestra web entrevistas realizadas a nuestros directivos en diversos medios de comunicación. Entrevista a Carlos Aranda, director Gerente de Fraternidad-Muprespa. Contraportada de El Economista, 3 de abril de 2019.

Fraternidad-Muprespa, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, cumple años. Y para celebrar su 90 aniversario, el lunes 8 de abril verá hecho realidad uno de sus grandes proyectos, su nuevo Hospital en el Paseo de la Habana de Madrid, el cuarto centro médico más sostenible del mundo. Su director general, Carlos Aranda, reflejaba el orgullo de la entidad al ver cumplido ese reto.

¿Qué supone para Fraternidad-Muprespa este nuevo Hospital?
Este Hospital nos va a ayudar a ser mejores. Hace diez años necesitábamos dar un salto de calidad y lo hemos logrado. Construir el cuarto Hospital más sostenible del mundo ha sido un gran reto y, cómo no, estamos muy orgullosos. Todo está perfectamente diseñado para el paciente: los espacios, el equipamiento, los circuitos internos… En los últimos meses, además, hemos incorporado más talento con el fin de ofrecer a cada paciente la mejor solución.

¿Qué señalaría como más destacable del Hospital? 
Destacaría un excelente diseño funcional, pensado para optimizar el trabajo de los profesionales y un cómodo tránsito de los pacientes. También incorporando la última tecnología del mercado, en zonas tan especializadas como el diagnóstico por la imagen, el bloque de tres quirófanos integrados o las consultas de traumatología. Todos los procesos de atención al paciente están digitalizados para mejorar el trabajo de los profesionales y para extender las fronteras del Hospital más allá del centro. Y por último, quizá lo más espectacular, el propio edificio.

¿Qué tiene de particular el edificio? 
El diseño y la construcción del edificio han seguido el estándar LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), el sistema de certificación de edificios sostenibles más importante del mundo. Hemos optado, lógicamente, por el esquema LEED Healthcare, al tratarse de un centro sanitario y, no sólo hemos conseguido obtener la certificación, sino que la otorgada ha sido la de nivel Platino, la máxima. Esto es un hito internacional en la construcción de edificios sanitarios sostenibles, pues a día de hoy solo tres centros sanitarios en el mundo, en Estados Unidos, Turquía y Taiwán, ostentan tal clasificación. Somos el primer hospital que lo consigue en Europa.

Hace diez años necesitábamos dar un salto de calidad y lo hemos logrado. Todo está perfectamente diseñado para el paciente: los espacios, el equipamiento y los circuitos internos

¿Qué supone contar con la certificación LEED Healthcare Platino? 
El estándar LEED, además de la sostenibilidad ambiental, tiene un efecto inmediato en el confort de los pacientes y sus familiares, pues LEED no se circunscribe, ni mucho menos, a los parámetros de ahorro de energía, agua o residuos, sino que otorga una importancia crucial al confort y a la calidad ambiental que sentirán los ocupantes del edificio, tanto pacientes y familiares como profesionales sanitarios. Por ejemplo, LEED exige una calidad ambiental interior que garantiza las condiciones de habitabilidad del edificio, control de las condiciones de temperatura y humedad, aislamiento acústico, y eliminación de los componentes orgánicos volátiles.

¿Cuáles son los retos que tienen que afrontar las Mutuas y en general el sector?
Los resumiría en cuatro grandes retos. El primero es el absentismo, que es un problema que tenemos como país. Treinta y tres de cada mil afiliados a la Seguridad Social faltaron a su puesto de trabajo cada día de 2018 por incapacidad temporal. Esto supone un coste altísimo al sistema y a las empresas, y el dato empeorará porque la población activa está envejeciendo. El segundo, es aprovechar sinergias entre las mutuas para ofrecer un servicio mejor y más adecuado a cada trabajador que nos necesite. Para ello, las mutuas estamos cambiando nuestra forma de contratar servicios sanitarios. También estamos obligados a aprovechar la tecnología en nuestros procesos más relevantes. Por último, debemos seguir ofreciendo un servicio excelente a los trabajadores que sufren una baja, la clave de nuestra labor.

¿Por qué la mala prensa que tienen las mutuas?
Creo que está relacionado con el desconocimiento que hay sobre el sector. Las mutuas somos entidades colaboradoras con la Seguridad Social y, por tanto, entidades sin ánimo de lucro que gestionamos fondos públicos. Los cuidados que ofrecemos a nuestros pacientes son excelentes pero somos rigurosos con la duración de los procesos por incapacidad. El índice de satisfacción en Fraternidad-Muprespa de nuestros pacientes es de 8,22 sobre 10. Estamos tan seguros de nuestra labor que tenemos una figura, el Defensor del Mutualista, al que puede acudir cualquier trabajador insatisfecho con nuestra labor. Lo que conseguimos ahorrar al final del año va a parar a la caja única de la Seguridad Social para, entre otras cosas, pagar las pensiones. Nuestra actividad está regulada y auditada anualmente con rigor por estamentos públicos. Somos entidades serias y muy responsables.

¿Qué ha caracterizado al sector de mutuas desde el final de la crisis económica?
La erosión continúa de las cuentas de resultado por el  incremento sostenido de las bajas laborales por contingencia común, como comentaba anteriormente. Y por consiguiente, esto nos exige una mejora en la gestión a la mayoría de entidades del sector. Nos obliga a todas las mutuas a añadir un plus de esfuerzo a nuestra actividad. En Fraternidad-Muprespa procuramos reinventarnos, llevamos haciéndolo durante nuestros noventa años de vida, siempre dentro de los límites legales. Llevamos veinte años potenciando la digitalización, implementando nuevos modelos de gestión y contando con profesionales cada vez más y mejor formados. 

¿Es éste el origen de los convenios de colaboración firmados recientemente por las mutuas? 
Efectivamente, estos convenios como +compromiso, alianza de mutuas, suscrito por Fraternidad-Muprespa, Asepeyo y MC Mutual y presentado hace unos días, implica, sin fusionarnos, un mayor compromiso con la salud de los trabajadores y la mejora de nuestros servicios, especialmente los sanitarios. Todo ello no puede sino redundar en la mejora de la calidad de los servicios que ofrecemos a los mutualistas y en gestionar con mayor eficacia y eficiencia los fondos de la Seguridad Social.