Bartolomé Vargas, primer Fiscal de Seguridad Vial, comparte su visión sobre la siniestralidad en Fratertalk

Reseña de jornada

Bartolomé Vargas, quien fuera durante 16 años Fiscal de Seguridad Vial de la Fiscalía General del Estado, el primero en ocupar dicho puesto, ha sido el invitado el pasado viernes en Fratertalk, el espacio virtual de debate sobre la prevención de Fraternidad-Muprespa, celebrado en el marco de V Semana de la Seguridad Vial Laboral que celebra la Mutua coincidiendo con el Día Mundial en recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, el domingo 20 de noviembre.

Con más de 45 años de experiencia en torno a la seguridad vial, Bartolomé Vargas, comenzó describiendo la Fiscalía que ocupó como “una importante red” para combatir los delitos contra la seguridad vial “con pocos recursos, pero mucha convicción”. “Era de gran importancia” añadió “estudiar estos delitos desde el punto de vista científico, tecnológico, de seguridad y del derecho penal, siempre en relación directa y estrecha con todos los cuerpos policiales implicados”.

Sobre la conducción bajo los efectos del alcohol, explicó que “todos los años hay 50.000 condenas en España relacionadas con esto, una de las tasas más altas de Europa, pero también una evidencia de que hay mucha eficacia penal al respecto”. Para revertir esta situación Vargas aboga por la prevención y la educación porque  “hay más de mil personas ingresadas en prisión por estos delitos”.

Según su opinión “la vigilancia es clave. La evidencia demuestra que cuantos más radares se colocan en las vías y más controles se realizan, menos siniestros viales se producen”. El ex fiscal puso como ejemplo el caso de Reino Unido, uno de los países donde menos radares están operativos y donde las cifras de siniestralidad vial son crecientes.

Vargas hizo además hincapié en la importancia de que la profesión médica intervenga prohibiendo conducir a quienes toman ciertos medicamentos que pueden mermar la atención durante la conducción. “La ley contempla esta posibilidad, pero de facto no se hace”, explicó.  

Con respecto a la seguridad vial laboral Vargas especificó que para las empresas de transporte de viajeros o de mercancías debían establecerse estrictos controles periódicos de vigilancia de la salud de sus conductores para que, ante un siniestro, quede constancia de si la empresa sabía o no en qué estado se encontraba el profesional. ”De lo contrario puede haber responsabilidad penal para la empresa. Incluso, si hay un fallecimiento se le puede imputar un delito de homicidio imprudente”, añadió, para explicar a continuación que “puede ser que los consumidores, por la urgencia, o la empresa, por el compromiso de llegar en un período de tiempo concreto, esté incurriendo en un delito”.

También se refirió al papel de los conductores y a la evaluación de sus aptitudes en los centros donde se llevan a cabo. Vargas aseguró que está pendiente “una reforma para abordar cambios legislativos en estos centros acometiendo cambios reales. Hemos investigados algunos centros que cometían irregularidades pero tienen que ir haciéndose es esfuerzos progresivos al respecto”.

Mar Morales, directora del Departamento de Prevención y Desarrollo de la Cultura de la Salud de Fraternidad-Muprespa, fue la encargada de clausurar este Fratertalk tras resumir los puntos más destacados de lo dicho por el entrevistado.

Así es la V Semana de la Seguridad Vial Laboral de Fraternidad-Muprespa

Se trata de una cita organizada por la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social de forma anual con el objetivo de sensibilizar a las empresas mutualistas de cara a disminuir la siniestralidad vial laboral. Para ello este año se programaron diferentes actos: una webinar nacional que contó con importantes ponentes expertos en diferentes aspectos de la seguridad vial, cuatro jornadas presenciales, en A Coruña, Zaragoza, Asturias y Murcia, y dos sesiones presenciales organizadas por Institutos Regionales de Prevención de Riesgos Laborales, en Jaén y Madrid, además de este Fratertalk.

¿Te ha resultado útil este contenido?
(reset)
¡Gracias por su voto!

Puntos: 0