Imagen Noticias

Fraternidad-Muprespa duplica el importe destinado a prestaciones en la primera mitad del año

General

En los seis primeros meses de este año, Fraternidad-Muprespa, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, incrementó hasta un 205% la cantidad destinada al pago de prestaciones. De esta forma la Mutua colabora en mitigar el impacto económico del COVID-19 en miles de familias de nuestro país. El mayor incremento en número de prestaciones reconocidas se ha producido debido a la prestación extraordinaria de cese de actividad de los trabajadores autónomos, ya que se pasó de 80 solicitudes de la prestación ordinaria en 2019, a más de 93.000 en el año en curso. El importe destinado a dicha prestación fue de 202.442 euros el año pasado. Este año se han superado los 231 millones y medio de euros.  

Con respecto a las prestaciones de incapacidad temporal por contingencia común, también se han visto incrementadas, tanto en el número de prestaciones reconocidas como en el importe abonado: un 41,6%. Si en la primera mitad de 2019 fueron 259 millones de euros y 107.000 procesos, en el primer semestre de 2020 han sido 367 millones de euros y 152.000 procesos.  

La tercera prestación en la que se produjo un incremento fue la de cuidado de menores afectados por enfermedad grave, ya que aumentaron tanto los procesos, un 20,8%, como el importe destinado a su abono, un 25,4%. 

Las prestaciones que experimentaron un descenso en los primeros seis meses de este año con respecto al mismo período del año pasado fueron las de incapacidad temporal por contingencia profesional y la de riesgo durante el embarazo y la lactancia natural. En el caso de la primera de ellas, la incapacidad temporal por contingencia profesional, el descenso de más de 8.000 procesos y 4,4 millones de euros, se debe a la disminución del número de horas trabajadas, a causa del confinamiento y al parón temporal en las empresas cuya actividad no se consideró esencial durante el estado de alarma. 

El importe de la prestación  por riesgo durante el embarazo y la lactancia natural se redujo en un 16,3%, pasando de 14,7 a 12,3 millones de euros. Se trata de la prestación destinada a trabajadoras en situación de suspensión del contrato de trabajo durante el embarazo o período de lactancia de menores de 9 meses, previsto para cuando la trabajadora debe cambiar de puesto de trabajo a otro compatible con su estado, pero dicho cambio no es posible. 

Junto al pago de estas prestaciones y desde que se declaró en España el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, Fraternidad-Muprespa ha llevado a cabo más de un centenar de acciones e iniciativas destinadas a que empresas mutualistas, trabajadores protegidos y asesores dispusieran de amplia información y herramientas tecnológicas implementadas con la finalidad de facilitar la tramitación de gestiones. Asimismo se ha intensificado la información proporcionada por los Departamentos de Comunicación y de Prevención de Riesgos Laborales, necesaria de cara a la vuelta a la denominada “nueva normalidad”.