Prestación por Contingencia Profesional

Prestación por Contingencia Profesional

La Seguridad Social fija como contingencia profesional aquel suceso que tienen su origen en el desarrollo de una actividad laboral y que produce alteraciones de la salud, que tengan la consideración de accidente de trabajo o de enfermedad profesional.

¿Qué es el accidente de trabajo? (Art. 156 de la LGSS).

Es “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena o propia”.

Tienen consideración de accidente de trabajo:

  • Accidente sufrido en el lugar y tiempo de trabajo.
  • Accidente producido con ocasión de las tareas desarrolladas en el trabajo, aunque sean distintas a las habituales.
  • Accidente “in itinere”: el sufrido al ir o volver del trabajo y para su consideración, se tienen que dar las siguientes causas:
    • Que ocurra en el camino de ida o vuelta.
    • Que no se produzcan interrupciones entre el trabajo y el accidente.
    • Que se realice el itinerario habitual.
  • Accidente en misión: el sufrido en el trayecto a realizar, en el cumplimiento de la misión encomendada, y en su horario habitual.
  • Accidente de cargos electivos de carácter sindical.
  • Actos de salvamento: accidente acaecido en actos de salvamento o de naturaleza análoga cuando tengan conexión con el trabajo.

Requisitos

  • Que el accidente de lugar a una lesión corporal. También se considera accidente de trabajo la enfermedad psíquica o psicológica derivada del entorno laboral.
  • Que la lesión se haya ocasionado en un trabajo por cuenta ajena.
  • Que exista prueba del nexo causal lesión-trabajo, para la calificación del mismo como tal.

Cuantía de la prestación

Desde el día siguiente al de la baja médica expedida por un facultativo de Fraternidad-Muprespa, el trabajador accidentado percibirá, mediante pago delegado, un subsidio equivalente al 75% de su base diaria de cotización. Pudiendo llegar a ser del 100% atendiendo al convenio colectivo aplicable para cada trabajador.

Pago directo de la prestación

Durante la situación de Incapacidad Temporal pueden darse una serie de circunstancias que den origen al pago directo del trabajador por parte de Fraternidad-Muprespa:

  • Extinción del contrato laboral.
  • Incumplimiento de la obligación por parte del empresario del pago delegado.
  • Trabajador que supera los seis meses de baja médica de una empresa con menos de 10 trabajadores.
  • Prórroga expresa del INSS a partir de los 12 meses de duración de la baja médica.
  • Agotamiento del plazo máximo de la prestación de 18 meses de duración.

 Duración de la prestación

Tendrá una duración máxima de doce meses prorrogables por otros seis, cuando se presuma que durante ellos el trabajador puede ser dado de alta médica por curación.
Una vez agotado el período máximo de incapacidad temporal (18 meses), se examinará como máximo, en el plazo de tres meses, el estado del trabajador a efectos de su calificación para una incapacidad permanente. No obstante, en aquellos casos en que continúe necesitando tratamiento médico y la situación clínica del interesado no se considere definitiva, podrá demorarse la citada calificación, si bien, no podrá rebasar los 24 meses.

¿Cómo tramitar el accidente de trabajo?

  • Si uno se sus trabajadores sufre un accidente laboral, cómo empresa debe cumplimentar el Volante de Solicitud de Asistencia y dárselo al trabajador para su entrega en el centro asistencial de la Mutua más cercano al lugar del hecho, para su atención y diagnóstico.
  • Si se produce baja laboral el trabajador hará llegar ésta a la empresa para poder cumplimentar el parte de accidente que hará llegar a Fraternidad-Muprespa, a través del Sistema Delt@ o el Portal CoNTA (sólo Cataluña), en un plazo máximo de cinco días hábiles.
  • Si solamente se ha producido la asistencia médica, sin baja laboral, igualmente el trabajador entregará a la empresa el correspondiente parte, para que ésta, al finalizar el mes, tramite la "relación de accidentes de trabajo sin baja médica", que deberá enviar a la Mutua dentro de los cinco primeros días hábiles del mes siguiente al hecho, a través del Sistema Delt@ o el Portal CoNTA (sólo Cataluña).
  • En caso de accidente "grave" o muerte del trabajador, la empresa deberá comunicarlo obligatoriamente a la Autoridad Laboral competente de la provincia donde haya ocurrido y a la Mutua, dentro de las 24 horas de haberse producido el accidente con independencia del parte de accidente que nos hará llegar, en un plazo máximo de cinco días hábiles a través del Sistema Delt@ o el Portal CoNTA (sólo Cataluña).

Pago delegado de la prestación

  • Cuando el trabajador tiene una baja médica, se produce la suspensión del contrato de trabajo, cesando la obligación de remunerar el trabajo por parte de la empresa, pero se mantiene la obligación de cotizar.
  • A partir de ese momento, la empresa debe efectuar el pago de la prestación en nómina y luego posteriormente compensada en los boletines de cotización, en el llamado régimen de pago delegado.

¿Qué es la Enfermedad Profesional? (Art. 157 de la LGSS)

Se entiende por enfermedad profesional ”la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena, en las actividades que se especifiquen en el cuadro de enfermedades profesionales aprobado por las disposiciones de aplicación, y que proceda por la acción de elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional"

Requisitos:

  • Que la enfermedad sea contraída como consecuencia del trabajo.
  • Que la enfermedad contraída a consecuencia de la actividad que se ejecute, debe estar especificada en el cuadro de enfermedades profesionales que fue aprobado en el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre.
  • Que la enfermedad esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en el cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

¿Cómo tramitar la enfermedad profesional?

  • La Mutua Colaboradora con la Seguridad Social vendrá obligada a elaborar y tramitar el Parte de Enfermedad Profesional. La comunicación inicial del parte habrá de llevarse a cabo dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fecha en que se haya producido el diagnóstico de la Enfermedad Profesional.
  • La empresa que disponga de cobertura por Contingencias Profesionales deberá facilitar a la Mutua la información que obre en su poder y les sea requerida para la elaboración de dicho parte. Dicha información deberá remitirse a la Mutua en el plazo de los 5 días hábiles siguientes a la comunicación inicial del Parte de Enfermedad Profesional.
  • El servicio médico de la empresa colaboradora en la gestión de las Contingencias Profesionales - Autoaseguradora - deberá dar traslado, en el plazo de tres días hábiles, a la Mutua que corresponda del diagnóstico de las Enfermedades Profesionales de sus trabajadores. Así mismo deberán facilitar a la Mutua la información que obre en su poder y les sea requerida para la elaboración de dicho parte. Dicha información deberá remitirse a la Mutua en el plazo de los 5 días hábiles siguientes a la comunicación inicial del Parte de Enfermedad Profesional.

Empresa que disponga de cobertura por Contingencias Profesionales con la Mutua.