Evolución digital de Fraternidad-Muprespa

Evolución digital de Fraternidad-Muprespa

En un mundo hiperconectado, ágil y cambiante, estar cerca de nuestros mutualistas y trabajadores protegidos sigue siendo imprescindible para darle el mejor servicio. Somos conscientes de que la digitalización es un aspecto fundamental para conseguirlo.

En Fraternidad-Muprespa ya lo hicimos hace 20 años, gracias a una apuesta estratégica por la tecnología, lo hemos mantenido durante todo este tiempo y seguimos evolucionando. Desde el año 2000 teníamos un sistema integrado de gestión, una herramienta que aún sigue vigente, en 2001 arrancamos con el primer big data del sector. En 2002, la Mutua ya contaba con una intranet corporativa y en 2004 para relacionarnos con nuestros clientes creamos nuestra Extranet de servicios, actual Oficina Digital, y en 2005 acometimos proyectos como el centro asistencial sin papeles o la historia clínica electrónica.


Fraternidad-Muprespa, pioneros digitales

 

Por tanto, mientras se habla de transformación digital, en Fraternidad-Muprespa hablamos de evolución digital y de poner nuestros 20 años de experiencia al servicio de las personas. Somos, con orgullo, pioneros digitales.

Buscamos generar propuestas diferenciales, nuevos servicios y productos personalizados digitales y útiles. Nuestro deber es ofrecer un nivel de digitalización tal, para que la vía electrónica sea el medio preferido de relación con nosotros, de una forma intuitiva y fácil. Situamos al usuario en el centro del diseño de nuestros servicios, concretamos la estrategia, implantamos una metodología y hacemos seguimiento del estado de la evolución digital. Todo ello mediante principios rectores y facilitadores del cambio.

 

una mutua omnicanal y abierta

 

Una Mutua omnicanal y abierta 

¿Cómo? Con estos 7 facilitadores del cambio

1. Ofreciendo un pack digital de bienvenida a nuevas empresas asociadas.

2. Digitalizando los puntos de contacto.

3. Mejorando y evolucionando nuestras bases de datos de las empresas mutualistas y trabajadores protegidos, siempre cumpliendo con la legislación en materia de protección de datos personales.

4. Digitalizando y optimizando la relación entre la Mutua y nuestros proveedores con una oficina digital específica y mejores aplicaciones internas de gestión.

5. Incorporando tecnología digital para evaluar la calidad, con la finalidad de integrar en tiempo real canales que informen sobre la satisfacción del usuario.

6. Desarrollando una aplicación, para abrir un nuevo canal directo con los asesores y ayudarles a resolver problemas con una relación directa, ágil y funcional.        

7. Usando herramientas que nos permitan conocer el valor que aporta a nuestros mutualistas los nuevos canales de comunicación digital.

 

 

Una Mutua digital 24/7/365

Queremos agilizar la atención al cliente, y garantizar los mayores estándares de seguridad y prestaciones en cualquier punto y en cualquier momento en que nos necesite. Merece una experiencia óptima y tenernos más cerca.

¿Cómo? Con estos 5 facilitadores del cambio

1. Centros sin papeles.

2. Metodología ágil.

3. Procesos automatizados.

4. Hospital digital.

5. Diagnósticos digitales.

 

Una analítica avanzada de datos

Los datos son un activo para tomar decisiones antes, más rápido y de mayor calidad. Los algoritmos con los que los tratamos, implican mejoras reales en los servicios que ofrecemos. Toda la información debe crearse, almacenarse, protegerse, compartirse o publicarse de acuerdo a todas las garantías necesarias de seguridad y privacidad.

¿Cómo? Con estos 4 facilitadores del cambio

1. Contenidos digitales preventivos para trabajador y empresa.

2. Información disponible para el paciente mediante los canales digitales en el Portal del Paciente (Web) y MiFraterPaciente (App).

3. Desarrollo de informes de gestión, disponibles para los mutualistas a través de su Oficina Digital, para ayudarles en la gestión de la siniestralidad y el absentismo.

4. Analítica predictiva.


 

 

En Fraternidad-Muprespa iniciamos hace veinte años un camino disruptivo con una transformación digital que sigue en marcha, que nos acerca y mejora nuestra relación mutua. Se refuerza así el nexo entre ambas partes, lo cual implica también que aumenta la calidad que le ofrecemos.